Países del ALBA concluyen su cumbre

Caracas – La Alianza Bolivariana para los pueblos de América (ALBA) concluyó ayer su XI cumbre ordinaria con la perspectiva de seguir creciendo en número, la creación de una zona económica, el establecimiento de cargos permanentes en el organismo y reafirmaciones políticas de apoyo a Cuba y a Argentina.

Los jefes de Estado recibieron en la última jornada sendas solicitudes de Santa Lucía y Surinam para comenzar el proceso de adhesión al mecanismo conformado actualmente por ocho países- Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, San Vicente y las Granadinas, Dominica y Antigua y Barbuda.

La segunda jornada de la XI Cumbre de la ALBA, que desde ayer se realizó en Caracas, discurrió sin que los medios pudieran acceder a parte de las discusiones, a diferencia de la víspera cuando el presidente cubano, Raúl Castro, bromeó sobre su poca afición a que las conversaciones fueran abiertas al público.

En la última sesión, los presidentes, ya sin la presencia del mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, quien abandonó Caracas tras la primera sesión, acordaron avanzar en la creación de un cargo de secretario ejecutivo permanente, que nombrará Venezuela.

Además, se definió el nombramiento de un coordinador de Política Económica que dé seguimiento a los acuerdos de la ALBA y que Correa anunció que desempeñaría el economista ecuatoriano Diego Borja.

Los presidentes acogieron la decisión con buenos ojos pero optaron por hacer un estudio previo antes de tomar una decisión.