Asombro por arresto de maestro auxiliar

El FBI descubrió evidencia adicional en la computadora incautada de Taleek Brooks

Guía de Regalos

Asombro por arresto de maestro auxiliar
Padres y estudiantes de la escuela Weeksville en Brooklyn, donde trabajaba el asistente de maestro que fue arrestado bajo cargos de pornografía infantil, no salían de su asombro.
Foto: AP / Seth Wening

Nueva York.- Padres de estudiantes que acuden a una escuela en Brooklyn donde un ayudante de maestro fue acusado de pornografía infantil expresaron ayer su consternación, al enterarse del caso.

En la mañana de ayer, cuando dejaban a sus hijos en la escuela, algunos padres dijeron estar asombrados con la noticia y expresaron preocupación de que en algún momento sus pequeños hayan estado a solas con el acusado.

Agentes del FBI arrestaron a Taleek Brooks, de 40 años, el lunes por la noche después que el FBI descubriera evidencia adicional en su computadora incautada hace un mes en su casa, dijeron las autoridades.

Una denuncia penal se refirió a dos presuntas víctimas -ambas consideradas por las autoridades federales como actuales estudiantes o ex-alumnos de la escuela Weeksville, donde Brooks trabajaba desde 1995. El FBI planteó la posibilidad de que podría haber más víctimas entre el cuerpo estudiantil y animó a los padres a contactarlos si tienen información.

“Él [Brooks] parecía bueno. Parecía auténtico”, dijo Thea Williams cuando llevaba a su hija de 7 años a la escuela, cuyos ladrillos están adornados con un mural de un arco iris, globos y flores.

Williams dijo que ella había interrogado a su hija de 7 años para determinar si alguna vez estuvo a solas con Brook. A su vez, su otro hijo de 12 años, quien ya se graduó de esa escuela, le aseguró que nada malo le había pasado a él.

“Es repugnante, es repugnante”, recalcó Charmaine Maxwell mientras dejaba en la institución a su nieto de 6 años.

“No puedo creerlo”, añadió Maxwell. “Todo el mundo creía que era una buena persona”.

A Brooks se le radicaron cargos de pornografía infantil hace un mes. El martes, un juez federal revocó su libertad bajo fianza en medio de nuevas acusaciones.

Los fiscales indicaron que la nueva evidencia incluye videos de Brooks dando nalgadas a un niño desnudo y acariciando los genitales de otro en un salón de clases. Al principio los investigadores federales sospechaban que el hombre sólo había intercambiado pornografía infantil, pero nunca se imaginaron que también la estaba produciendo.

El abogado y los familiares de Brooks declinaron hacer comentarios.

El canciller de Educación Dennis Walcott se reunió ayer con 20 padres, para expresarles su apoyo. Después, habló en las afueras de la escuela, reiterando que todos los que trabajan allí han sido debidamente investigados y que el FBI proseguía con su labor.

“Los padres harán preguntas. Se les debe hacer preguntas”, señaló Walcott.

“Como canciller, y como padre, estoy horrorizado y disgustado por las acusaciones que conocimos a través del FBI”, indicó Walcott en un comunicado el martes después de una reunión con el cuerpo docente y el presidente de la PTA de la escuela. “Nuestra principal preocupación es la seguridad de nuestros estudiantes y estamos cooperando plenamente con las autoridades federales mientras ellos continúan con su investigación”.

El Departamento de Educación de la ciudad contrató por primera vez a Brooks para un trabajo de verano en 1991. Entonces se le tomaron las huellas dactilares y pasó una verificación de antecedentes. En 1993 comenzó a laborar como ayudante de maestro a tiempo complete en el sistema escolar.

Brooks también trabajó con niños en un programa extracurricular afiliado con Weeksville. La directora del programa Christa McCarthy-Miller afirmó que el acusado había pasado los controles de rutina y que ella no estaba al tanto de denuncias anteriores contra él.

Como “líder de grupo” de unos 14 niños, la labor de Brooks era animarles a que hicieran “elecciones positivas en la vida”, manifestó McCarthy-Miller. “Estamos tristes por lo ocurrido”, agregó.

El caso trajo a la memoria el escándalo que se desarrolla en una escuela primaria de Los Ángeles en la que un maestro es sospechoso de vendar los ojos y abusar sexualmente de los niños en su salón de clases, a pesar que ese caso es diferente en la naturaleza de las acusaciones.

De acuerdo con una denuncia penal presentada el martes, la revisión de una computadora y dos discos duros externos incautados a Brooks develó contenido de pornografía infantil de producción propia.

Los videos incluyen dos tomados en un salón de clases, en uno Brooks está tocando los genitales a un menor y en el otro le da nalgadas a un niño desnudo, según la querella.

Los investigadores creen que los videos fueron tomados entre enero de 2008 y enero de 2011.

Una carta enviada a los padres informándoles de las acusaciones en contra de Brooks, dice: “estos incidentes pueden haberse producido en la escuela”. Se aconseja a las familias a llamar a una línea de información del FBI si tienen información sobre el caso.

Una querella previa acusó a Brooks de enviar fotos pornográficas y videos de niño a un agente encubierto que conoció online. El documento judicial detalla que una de las imágenes era de un hombre teniendo sexo con un niño de unos 10 años.

Después del intercambio, agentes federales allanaron la residencia de Brooks en Brooklyn el 13 de enero. La querella alega que durante el cateo, Brooks “admitió que había bajado y compartido pornografía infantil por aproximadamente siete años” y que tenía miles más en su computadora. Si es encontrado culpable de producir pornografía infantil, Brooks podría ser condenado a 15 años en prisión.