Aumentan víctimas de estafa en NY

Recopilan los nombres de decenas de inmigrantes que fueron estafados por una empresa que les prometía generosos dividendos.

Guía de Regalos

Aumentan víctimas de estafa en NY
Un grupo de ecuatorianos, que alegan haber sido estafados, se reunió recientemente para exponer su caso.
Foto: ZAIRA CORTES / EDLP

Nueva York.- El gobierno ecuatoriano está intentando recopilar los nombres de decenas de inmigrantes que fueron estafados por una empresa en el condado de Queens que les prometía generosos dividendos.

Danilo Roggiero, representante de la Secretaría Nacional del Migrante (SENAMI) en Estados Unidos y Canadá, dijo recientemente a periodistas que su oficina se ha puesto en contacto con algunas de las víctimas para ofrecer asesoría legal.

Unos 200 inmigrantes acudieron a una reunión reciente de afectados, aunque la cifra total de perjudicados podría rondar los 400, aseguran representantes de SENAMI.

“Este es un acto criminal”, dijo Roggiero. “Por favor pido a la comunidad ecuatoriana que averigüe antes donde pone su dinero porque esto representan los ahorros de toda una vida”.

La oficina del fiscal del distrito de Queens, Richard Brown, está investigando las numerosas quejas presentadas por los inmigrantes, dijo la portavoz Helen Peterson, sin ofrecer más detalles.

La estafa ha provocado pérdidas cuantiosas para inmigrantes que también provienen de Colombia y México, dijeron los funcionarios y varios inmigrantes que se consideran víctimas de la operación de la empresa Inversionistas Unidos, Inc., con sede en Rego Park, en el condado de Queens.

Inversionistas Unidos ofrecía duplicar el esquema de recaudación de capitales de inversionistas, a quienes se les prometía redituarles una exagerada tasa de interés. La empresa se dedicaba a invertir en la exportación e importación de vegetales y frutas y más adelante de “commodities” o materias primas, según su portal de internet y los inmigrantes entrevistados.

Hubo ecuatorianos que perdieron desde 20,000 a más de 200,000 dólares, con intereses que variaban según la inversión de la víctima.

“Ellos parecían gente buena, pensamos que eran profesionales y hubo contratos, y muchas firmas y todo…pero ya ve, luego va uno y comete errores”, dijo Kathy Barrera, una ecuatoriana de 60 años que perdió 80,000 dólares tras invertir en el proyecto junto con su hija. “Todo el mundo está desesperado ahora”.

Llamadas a la empresa fueron respondidas por un contestador automático en el que no había espacio para dejar mensajes. Un mensaje de correo electrónico enviado a Liliana Henao, una colombiana fundadora de Inversionistas Unidos, no fue respondido. El teléfono del ecuatoriano Oswaldo Patiño, otro fundador de la compañía, ha sido desconectado.

Howard Leader, abogado de Inversionistas Unidos, dijo ayer que decidió dejar de representar a la compañía.

“No me sentía cómodo continuando, debido a varios conflictos de interés”, señaló, sin dar más detalles ni hablar sobre el caso.

Carlos Londoño, un colombiano de 40 años, dijo sentirse mal porque introdujo a muchos familiares y amigos en el negocio. Inversionistas Unidos le pagaba, además, cada vez que lograba atraer a algún inversionista. Ahora se ha convertido en uno de los líderes del grupo de víctimas y usa las oficinas de SENAMI en Queens para reunirse con ellas.

Los afectados han empezado a recibir asesoría legal de la firma de abogados Arrufat Gracia, que no respondió una llamada de la AP de forma inmediata.

“La gente me está llamando mucho. Va apareciendo gente nueva, que antes no había dicho nada”, dijo Londoño, quien asegura que perdió unos 90,000 dólares con Inversionistas Unidos.