Automotrices se interesan en hispanos

Las grandes marcas del motor estadounidense voltean hacia el consumidor latino

Guía de Regalos

Automotrices se interesan en hispanos
GM ha aumentado sus campañas comunitarias.
Foto: EFE

Chicago (EFE).- Las grandes marcas del motor estadounidense han incrementado su interés por la comunidad hispana en Estados Unidos el año de su recuperación de la crisis con el objetivo de conquistar un mercado con mayor peso económico.

“Los hispanos han incrementado su capacidad de compra incluso entre la marca Cadillac ATS -berlina de lujo-“, indicó a Efe Alma Guajardo, directora de iniciativas de diversidad de General Motors (GM) desde el Salón del Automóvil de Chicago, inaugurado hoy a la prensa en la capital de Illinois.

GM, que en 2011 volvió a proclamarse líder de ventas mundial tras su profunda crisis de 2008 y 2009, ha resurgido en tiempo récord y los estrategas de ventas de la compañía han visto como los números muestran que parte de esta recuperación viene de los consumidores hispanos.

Guajardo recuerda que los hispanos, con un peso de compra en EE.UU. superior al billón de dólares, son la minoría que más rápido crece en Estados Unidos y se pueden considerar el mercado principal en estados tan importantes como Texas, California o Florida.

Para llegar a ese colectivo de 50 millones de personas, GM ha aumentado sus campañas comunitarias, cara a cara, que realizaban desde los 60 y que han demostrado jugar un papel importante para fidelizar al consumidor hispano.

“Hay que trabajar mucho con la comunidad, casi todos los meses se organizan eventos” indica Guajardo, que subraya la importancia de trabajar en proyectos educativos y con jóvenes.

En su opinión, los jóvenes en el colectivo hispano tienen más peso que en el grupo general de consumidores por lo que se ha prestado mucha atención en campañas educativas, televisivas o en redes sociales para modelos como el Chevrolet Sonic o el Camaro.

Una de las razones de la buena acogida de Chevrolet es que está bien situado en países sudamericanos como México y “eso es algo que viene a la mente del conductor hispano en EE.UU.”, indica la responsable de iniciativas centradas en minorías, que también trabaja con afroamericanos y asiáticos.

La recuperación de los tres gigantes de Detroit (GM, Ford y Chrysler) en 2011, que previsiblemente continuará en 2012, ha aumentado significativamente los fondos para campañas, según indican publicistas presentes en el Salón de Chicago, que abrirá sus puertas hasta el día 19.

El despertar de este sector ha incrementado la competencia entre los fabricantes para hacerse con la confianza de los conductores hispanos que cada vez tienen más acceso a marcas de alta gama como Cadillac, Lexus o BMW.

Los responsable de minorías y campañas multiculturales de las grandes empresas del motor coinciden en que en el último año, con la recuperación la competencia se ha intensificado con la entrada de otras marcas como las surcoreanas Hyundai o Kia ha aumentado.

Según Álvaro Cabal, gerente de comunicación multicultural de Ford, “el pasado año las empresas empezaron a mirar a los números y se dieron cuenta de que los hispanos han experimentado un despertar gigantesco que coincide con su subida en ventas”.

Miembros de agencias de publicidad que trabajan con el público hispano han visto que son un grupo complejo debido a sus diferentes raíces, que mantienen orgullosos y que profesa una gran lealtad a la marca.

Según Cabal, el segmento que más éxito tiene entre los hispanos es el del sedan de tamaño medio, por lo que el lanzamiento del nuevo Ford Fusion 2013 en Detroit el mes pasado tiene mucho que ver con el gusto hispano y con el interés del fabricante de desbancar al Camry de Toyota en este segmento.

“En Toyota estamos trabajando en aumentar el gusto de los hispanos por los híbridos, algo que hicimos hace diez años con el público general”, indicó desde Chicago Javier Moreno, responsable de comunicación de Toyota.

Hoy el presidente de Toyota Norteamérica, Yoshimi Inaba, anunció en Chicago que el Prius c, que tiene el objetivo de atraer a los consumidores aún recelosos en EE.UU. se ha fijado en los $18,950.

Según Moreno, no sólo las marcas del motor, sino de otro tipo de bienes de consumo, se han dado cuenta que el grupo de población crece muy rápido -como reveló el censo de 2010- y se han propuesto conquistar a los jóvenes hispanos, que en el futuro serán parte clave en el éxito de sus ventas.