Protesta por cierre de hospital en Brooklyn

Guía de Regalos

Protesta por cierre de hospital en Brooklyn
Los manifestantes se agruparon ayer frente a la oficina de Stephen Berger.
Foto: HUMBERTO ARELLANO / EDLP

NUEVA YORK – Empleados de la salud y líderes sindicales protagonizaron ayer una protesta por el posible cierre de un hospital en Brooklyn.

Los manifestantes llegaron hasta la oficina del banquero Stephen Berger en Manhattan, donde arremetieron contra los planes del empresario de cerrar el hospital Kingsboro Psychiatric. Además, contra la propuesta de eliminar unas 200 camas del centro SUNY Downstate, en Brooklyn.

“El banquero Berger es el autor de un plan para cerrar el hospital. Básicamente, es un plan que pone los intereses económicos de los banqueros por encima de los intereses de la comunidad”, expresó David Galarza, vocero del sindicato The Civil Service Employees Association (CSEA).

Según Galarza, los pacientes de bajos recursos económicos serían los más afectados. También resultarían perjudicados los estudiantes del área de la salud que no tendrían la oportunidad de hacer sus prácticas.

“Nos oponemos al plan de Berger porque Kingsboro es el único hospital que atiende a pacientes con problemas mentales en Brooklyn”, dijo Galarza.

En caso que se lleve a cabo el plan, los pacientes del centro psiquiátrico y SUNY Downstate Center tendrían que ir hasta el Long Island College Hospital para poder recibir atención médica.

“Si hay una emergencia, esos pacientes de esa área tendrían que ir más lejos. Están poniendo en peligro la vida de los pacientes. Es una locura. Ahora que la crisis económica está afectando a muchas personas, se necesitan servicios sociales y psicológicos para resolver sus problemas”, agregó Galarza.

Por otro lado, Brooker Crispin, empleado de Kingsboro Pyschiatric Center, manifestó que “el índice de criminalidad aumentaría porque pacientes con problemas mentales estarían en las calles sin tratamiento médico”.

Intentos de este diario por comunicarse con Berger resultaron infructuosos, porque -según informaron en su oficina- está fuera de la ciudad.