Santorum sorprende en campaña

Aumenta recaudación y busca ser la alternativa conservadora a Obama

Guía de Regalos

Santorum sorprende en campaña
Rick Santorum lanzó duras críticas al presidente Barack Obama.
Foto: AP

Washington.- El exsenador Rick Santorum reveló ayer que su campaña recaudó unos 250,000 dólares solo en la noche del martes a raíz de sus victorias en Colorado, Minesota y Misuri, e insistió en presentarse como la mejor alternativa conservadora para derrotar al presidente de EE.UU., Barack Obama.

“Sentimos que la gente va entendiendo que tenemos el historial y la mejor visión para ganar contra el presidente Obama”, dijo Santorum en una entrevista con Fox News.

En otra entrevista con la cadena CNN anunció que solo durante la noche del martes su campaña logró recaudar unos 250,000 dólares, aunque todavía está muy lejos del nivel de organización y fondos del exgobernador de Massachusetts Mitt Romney, cuya condición de favorito ha vuelto a debilitarse con el triple triunfo del exsenador.

“Si el dinero hiciera la diferencia, no habríamos ganado cuatro primarias hasta ahora”, recordó no obstante Santorum, quien además de imponerse ayer en los caucus (asambleas populares) de Minesota y Colorado, y en las primarias de Misuri, ya había ganado el pasado 3 de enero en Iowa.

A partir de ahora, Santorum, un devoto católico y padre de siete hijos, quiere hacer de Obama el tema de su campaña electoral, como repitió ayer en varias entrevistas con diferentes cadenas de televisión.

Obama “se cree el tipo más inteligente del país” y, por ello, considera que “debe decirle a la gente en qué creer y cómo vivir sus vidas”, ironizó el exsenador, en referencia a una polémica norma del Gobierno que obligaría a las instituciones católicas a ofrecer métodos anticonceptivos a sus empleados.

Por su parte, la campaña de Romney, el gran perdedor de ayer con su segundo puesto en Colorado y Misuri y un tercer lugar en Minesota, reiteró ayer su mensaje de que es imposible ganar en todos los estados que celebran caucus y primarias para elegir al candidato presidencial republicano que se medirá a Obama el próximo 6 de noviembre.

“Nos gustaría ganar en todas partes, pero no podemos. Y nos hemos enfocado en los estados que son clave para cómo vemos el camino hacia la nominación”, explicó Stuart Stevens, un asesor de Romney.

Pese a su intento de quitar hierro al tercer lugar en Minesota, lo cierto es que los analistas coinciden en que supone una derrota significativa para Romney, que gastó dinero y tiempo tanto en ese estado como en Colorado, y además había ganado en ambos con comodidad en las primarias de 2008.