Presupuesto de Obama en manos del Congreso

El mandatario admite que su plan incluye recortes difíciles pero necesarios si los ciudadanos quieren una "América construida para durar" como él mismo manifiesta.
Presupuesto de Obama en manos del Congreso
El presidente Barack Obama se dirige a los medios durante un discurso pronunciado en Virginia, donde presentó las líneas generales de su plan fiscal.
Foto: EFE

Washington, D.C. – En lo que promete ser una de las disputas políticas más controversiales de este año, el Presidente Barack Obama presentó ayer al Congreso, su presupuesto para el año fiscal 2013, con un costo de 3.8 billones de dólares. Acompañado de un plan que pretende reducir el déficit en $4 billones durante los próximos 10 años, el mandatario espera atraer el apoyo de los legisladores.

“El tiempo para heridas auto-inferidas a nuestra economía se terminó”, dijo el mandatario desde Annandale, Virginia. “La idea principal en el presupuesto es que en un tiempo en que nuestra economía está creciendo, tenemos que hacer todo lo posible para que nuestra recuperación siga adelante”.

“Estoy proponiendo recortes difíciles que no incluiría si no fuera necesario. Pero reducir nuestro déficit en el largo plazo, nos ayudará a avanzar en áreas para nuestro crecimiento económico, agregó”.

Si el presupuesto del año 2012 ha sido toda una batalla al interior del Capitolio, las perspectivas sobre el debate actual, no son mejores, sobre todo a más de 8 meses de las elecciones presidenciales.

No obstante el documento como tal, es un buen indicador respecto a las expectativas y planes de la Casa Blanca en materia económica. Por ejemplo, hace un año, la propuesta de presupuesto proyectó un 8.6% de desempleo para este año y el último indicador del mes de enero registró un 8.3%.

El plan de este año da un panorama económico alentador y asume que el Congreso extenderá los recortes a los impuesto de nómina, además de los beneficios de desempleo. Ambos temas aún en discusión.

El documento también proyecta una disminución en el déficit fiscal para el próximo año, llegando a $901,000 millones.

Específicamente, para el Departamento de Seguridad Nacional, se proponen fondos por $39,500 millones, $191 millones menos que en 2012. El gobierno proyecta la mantención de 21,370 funcionarios de la Patrulla Fronteriza.

Asimismo, mantiene los $132 millones propuestos el año pasado, para mejorar y ampliar programas de verificación de inmigración, entre ellos E-Verify y SAVE Esta año se expandirá nacionalmente el programa E-Verify Self Check.

Por otro lado, el plan incluye el fortalecimiento de la lucha contra el crimen organizado en la frontera con México. “Se realizarán nuevas inversiones en capacidades de inteligencia y cerca de $2,000 millones en gastos de control de seguridad en la frontera sur”, dice el documento.