Caos por rotura de tubería en el bajo Manhattan

NUEVA YORK – Una inundación ocasionada por la ruptura de una tubería afectó a comerciantes y causó caos vehicular ayer en el Bajo Manhattan.

Michael Saucier, vocero del Departamento de Protección del Medio Ambiente de la ciudad de Nueva York (DEP), indicó que la rotura de una tubería principal de 29 pulgadas e instalada en 1906, ocurrió ayer aproximadamente a las 7 de la mañana, en la intersección de las calles Bowery y Delancey, en Lower East Side.

“Detectamos el problema y el siguiente paso es sacar el tubo y reemplazarlo. Dentro de unas horas por la tarde estaremos restableciendo el servicio de agua”, aseguró Saucier .

El vocero de DEP, informó que el sótano de un negocio resultó inundado.

“Entró un poco de agua en el sótano de un negocio. Básicamente el agua corrió hacia el sistema de alcantarillado”, precisó Saucier.

Tras la fuga de agua, las autoridades cerraron por varias horas las calles desde Rivington hasta Broome, causando así retraso en el tráfico.

En el sector afectado están ubicados varios negocios dedicados al suministro de productos para restaurantes.

“Hay mucho tráfico. Me tomó mucho tiempo manejar para llegar hasta aquí. Vine a comprar un horno y no sabía lo que estaba pasando”, comentó Héctor Salazar, dueño de una panadería.

Ajed Bhowmick, propietario de un puesto de revistas y periódicos, en la esquina de Bowery y Delancey, indicó que al llegar a las 9 de la mañana a su puesto de trabajo, se topó con la sorpresa que su negocio estaba inundado.

“El agua llegó hasta un pie de altura y se mojaron todas las revistas y periódicos. Los clientes no podrán llegar a comprar porque las calles están cerradas. La ciudad ya vino a evaluar los daños”, expresó Bhowmick, mientras sacaba el agua del kiosco.

El comerciante indicó que afortunadamente su local no sufrió daños mayores.

“Trabajo doce horas al día y podré sobrevivir”, manifestó Bhowmich.