Asesoría para manejar tu propia empresa

Lo que aconsejan los expertos financieros para trabajar desde casa

Una pareja cuenta el dinero recibido por un trabajo hecho en casa
Una pareja cuenta el dinero recibido por un trabajo hecho en casa
Foto: EDLP

El oficio más rentable es la asesoría personal de negocios, para ayudar a otros a manejar su propia empresa. Le siguen la asistencia virtual (trabajar como secretaria, pero a distancia, comunicándote con tu jefe por e-mail o por teléfono), el planeamiento de eventos (cumpleaños o reuniones institucionales), venta y marketing por Internet, e investigación online (muchas empresas o escritores necesitan gente que los ayude a recoger o corroborar datos sobre un tema específico).

El error que la gente comete con más frecuencia en el campo de los negocios en el hogar es invertir demasiado de entrada. Sé cuidadoso al balancear el dinero que desembolsas. Mucha gente se pone tan feliz al empezar que se olvida de tomar precauciones. Normalmente toma alrededor de seis meses para que un negocio en casa genere dividendos.

Contratar a un asesor de negocios es la mejor opción si el negocio no camina, o mejor aún, antes de empezar. Muchas personas piensan que lo saben todo sólo porque conocen muy bien una parte del proceso de su negocio; pero no están preparadas para tareas como conseguir clientes o manejar la contabilidad.

La mejor manera de promover tu negocio es haciendo contactos. A veces lo que opina un cliente satisfecho puede ser lo más efectivo. También puedes ir a tu Cámara de Comercio local o intentar promoverte escribiendo artículos o abriendo tu propia página de Internet.

Para evitar posibles engaños, hay que considerar que si una oferta es demasiado buena para ser verdad, es muy probable que sea una mentira. Lo mejor es pedir referencias sobre la empresa, pues a veces ni siquiera existe una compañía formal detrás de esas ofertas.

Visita bbb.org, scambusters.com o mlmsurvivor.org. Y si firmas un contrato, asegúrate de que haya forma de salir de él sin perjudicarte legalmente.

Para superar la sensación de estar todo el día metido en la casa, la solución es hacer contactos con la gente que trabaja como tú. A veces encontrarás que tus problemas son los mismos de muchas personas.

Para dar con una idea buena para un negocio en casa, encuentra un servicio o una necesidad que ya existe, a partir de la cual se puedan brindar otros servicios. Internet es una buena alternativa para montar un negocio porque no tienes la necesidad de estar en un lugar específico.