Piden al FMI apoyar reformas griegas

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner.
El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner.
Foto: efe

Washington/EFE – El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, animó ayer al Fondo Monetario Internacional (FMI) a que apoye el programa de reformas acordado la semana pasada por el Gobierno griego para recibir un nuevo rescate.

“Damos la bienvenida al programa de reformas económicas acordado por el primer ministro de Grecia (Lucas Papademos) y los partidos de la coalición y a las declaraciones públicas de apoyo de las principales economías de Europa”, indicó Geithner en un comunicado dado a conocer ayer en Washington.

Las declaraciones de Geithner se dan justo cuando la zona euro se ha mostrado dispuesta a tender la mano, una vez más, a Grecia y concederle un segundo rescate para evitar su quiebra, pese a que aún quedan detalles por definir sobre el programa de reformas presentado por Atenas.

El Eurogrupo, que se reunirá hoy en Bruselas, podría aprobar las nuevas ayudas, aunque aún quedan cabos sueltos en lo que se refiere a la supervisión y control de la economía griega.

“Este es un muy duro y difícil paquete de reformas, que merece el apoyo de la comunidad internacional y del FMI. Estados Unidos animará al FMI a apoyar el acuerdo”, afirmó Geithner en el escueto comunicado.

Hoy, Bruselas podría dar luz verde a nuevas ayudas para Grecia, cuyo parlamento aceptó los recortes que les exigían sus socios del euro y el FMI para poder recibir 130,000 millones de euros y reducir su deuda.

Aún queda por definir la aportación del FMI a este programa de ayudas, que según el diario Wall Street Journal, podría no superar los 13,000 millones.

Fuentes cercanas a la institución indicaron que el FMI calcula que la deuda de Grecia no bajará del 129 por ciento de su producto interior bruto (PIB) en 2020, por encima del 120 que exigen los planes de sostenibilidad de Bruselas, el FMI y el Banco Central Europeo.

El primer ministro griego, Lukás Papadimos, viajó ayer a Bruselas junto a su ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, para participar hoy en la reunión del Eurogrupo en la que se espera que se apruebe el segundo plan de rescate, anunció la emisora MEGA.

La participación de Papadimos fue decidida en una reunión con Venizelos y tuvo su origen en la invitación formulada por la canciller alemana, Angela Merkel, durante la teleconferencia que mantuvo el viernes con el gobernante griego y el primer ministro italiano, Mario Monti, añadió la emisora.

Papadimos podrá contactar así directamente con altos cargos de la Unión Europea y seguir de cerca las negociaciones para liberar una ayuda económica de al menos 130,000 millones de euros que evite la quiebra de Grecia.

A pesar del optimismo sobre la esperada luz verde de los países del euro al rescate griego, las negociaciones finales se prevén muy tensas, especialmente en lo que refiere a la supervisión y control de la economía griega que reclaman varios socios comunitarios.

La ministra de Finanzas de Austria, Maria Fekter, advirtió de que, si bien espera que se conceda la ayuda, ese plan está vinculado a unas estrictas condiciones cuyo cumplimiento podría ponerse bajo control de nuevos mecanismos de supervisión.

Se espera que hoy el Gobierno griego envíe al Parlamento dos proyectos de ley para tramitarlos por vía de urgencia que incluyen un recorte de 3.000 millones de euros en el presupuesto de 2012 y otro más de las pensiones y del gasto farmacéutico para cumplir las exigencias de ahorro de la UE.

De la decisión del Eurogrupo depende también el cierre definitivo de un acuerdo para que la banca privada condone unos 100,000 millones de euros de deuda griega y se solucione está situación que viene afectando a Grecia hace varios meses.