Lin pide privacidad para su familia

Jeremy Lin (izq.), en acción con el balón durante uno de los partidos con los Knicks.
Jeremy Lin (izq.), en acción con el balón durante uno de los partidos con los Knicks.
Foto: efe

NUEVA YORK/servicios noticiosos – Mientras los Knicks continúan beneficiándose del buen juego del jugador sensacional de ascendencia asiática, Jeremy Lin, su fama sigue creciendo a nivel mundial y por tal motivo intenta proteger a su familia en Taiwán del entusiasmo que ha despertado su éxito en la NBA.

El jugador de los Knicks de Nueva York pidió que los medios de comunicación allí respeten la privacidad de sus parientes, de quienes dijo están siendo “bombardeados” desde su ascenso como astro deportivo.

“Yo sólo quiero que la gente respete la privacidad de mis familiares en Taiwán, y espero que esto (el mensaje) le llegue a todo el mundo, ya que ellos también necesitan vivir sus vidas”, afirmó.

Lin es el primer jugador de la NBA nacido en Estados Unidos de ascendencia taiwanesa. Sus padres se mudaron a California en la década de 1970.

Su abuela es uno de los parientes que aún viven en Taiwán, e incluso ella se está convirtiendo en un personaje conocido tras el éxito de Lin en las dos últimas semanas.

Lin anotó el domingo 28 puntos y repartió 14 asistencias, un récord personal, en la victoria de los Knicks por 104-97 sobre Dallas.

Mientras tanto, los Knicks (16-16) se preparan para recibir mañana (7:30 p.m.) a los Hawks de Atlanta en el tabloncillo del Madison Square Garden.

Como es de costumbre en estos días, el equipo de Nueva York espera seguir su ruta ascendente para entrar de nuevo a los playoffs por segunda temporada consecutiva.

Los Knicks han ganado ocho de los últimos 10 juegos, la mayoría de ellos por el buen desenvolvimiento de Lin, quien ha tomado la batuta de armador principal del club.

Pekín/Taipei/EFE – La meteórica fama del base de origen asiático Jeremy Lin, de los Knicks, ha generado en el otro lado del Pacífico un pequeño enfrentamiento entre China y Taiwán, dos viejos rivales políticos, por la “paternidad” de la nueva estrella de la NBA.

En China, Lin se ha convertido, pese a su nacionalidad estadounidense, en una especie de sucesor del chino Yao Ming -retirado en 2011- en los corazones de los aficionados, y la prensa oficial del país ha aprovechado el fenómeno para fantasear con una futura nacionalización del base neoyorquino.

“Lin es prácticamente un nombre de la familia en China, como Yao Ming, y muchos quieren que se una a la selección de baloncesto china para los JJOO de Londres”, aseguró la semana pasada un artículo de opinión en la agencia oficial Xinhua.

Aunque muchos chinos se han burlado de las aspiraciones de la prensa oficial, hay alguno que las secunda, y hay quien recuerda que Lin tiene orígenes ancestrales en la parte continental, ya que su abuela materna al parecer nació en la provincia oriental china de Zhejiang.

Lin, amigo de Yao Ming y muy diplomático, intenta acabar con estas polémicas a base de diplomacia-

“Estoy orgulloso de ser chino, estoy realmente orgulloso de que mis padres sean de Taiwán”, contestó salomónico el base, en una reciente entrevista.