Fortuño anuncia medidas contra la criminalidad

San Juan/EFE – El gobernador Luis Fortuño anunció ayer medidas para reducir la criminalidad y la violencia doméstica que sufre Puerto Rico, en el último mensaje de situación del Estado antes de las elecciones generales del próximo 7 de noviembre.

El anexionista Fortuño anunció la celebración, este año, de una consulta popular para la aprobación de una enmienda constitucional que permita a los jueces en los tribunales de Puerto Rico imponer o denegar fianzas a los acusados de asesinato con intención, acecho o premeditación, como sucede en los tribunales federales.

“Todos hemos visto cómo cuando el crimen se juzga en el tribunal federal los criminales van para adentro. Una de las razones es que los jueces federales tienen la discreción de otorgarle o negarle a un acusado de asesinato el derecho a salir bajo fianza. Ya es hora de que los jueces en los tribunales de Puerto Rico tengan la misma discreción”, señaló.

El líder del Partido Nuevo Progresista (PNP) centró la primera parte de su discurso en el Capitolio, la sede de la Asamblea Legislativa, en la criminalidad y violencia que han golpeado a la isla caribeña durante los tres primeros años de su gobierno.

Adelantó la puesta en marcha de un Plan de Seguridad Pública que se impulsará durante lo que resta de Legislatura, iniciativa que contempla establecer salas especializadas en los tribunales en todas las regiones judiciales para atender de forma más rápida y eficiente casos de asesinatos.

La batería de propuestas incluye enmendar las reglas de procedimiento criminal para hacer más ágil el procesamiento de los casos.

La nueva normativa, de aprobarse, permitirá la revocación permanente de la fianza impuesta a los acusados de matar a policías, guardias privados, fiscales y otros agentes del orden público.

También se autorizará al Departamento de Corrección y Rehabilitación, sin necesidad de obtener una orden judicial, a arrestar y hacer registros en relación a convictos que violen las condiciones de su probatoria.

Fortuño dedicó una parte importante de su último discurso a la violencia doméstica, que le costó la vida a 26 mujeres durante 2011, uno de los peores años en ese apartado de la historia reciente de Puerto Rico.

Resaltó que impulsará legislación para que se revoque la fianza y se mande a prisión a todo imputado de violencia doméstica que viole las condiciones de supervisión electrónica o amenace de alguna forma a su pareja o expareja.

“De esta forma, les garantizamos a las víctimas de violencia doméstica y sus familiares que encontrarán paz y tranquilidad y les ayudaremos a recuperar la confianza en el sistema de justicia”, dijo el líder del Ejecutivo.

El gobernador tampoco se olvidó de la economía y ensalzó los, a su juicio, logros obtenidos durante los tres pasados años.