Nivelan su marca los Knicks

Con el triunfo sobre Atlanta, juegan ahora para .500, con balance de 17 y 17
Nivelan su marca los Knicks
Amare Stoudemire, de los Knicks, se eleva hacia el canasto entre Marvin Williams (izq) y Josh Smith (der.) de los Hawks durante el partido de anoche en el Garden.
Foto: AP / Kathy Willens

NUEVA YORK – Los Knicks no tuvieron anoche un rival de consideración en una fácil victoria ante los Hawks de Atlanta 99-82, mediante una arrolladora ofensiva desde el pitazo inicial hasta el final, encabezada por el taiwanés Jeremy Lin.

Lin y compañía dominaron abrumadoramente el tabloncillo local del Madison Square Garden, mientras la defensa de Nueva York estuvo a la altura de las expectativas durante la mayor parte del encuentro.

Lin se destacó con 17 puntos, nueve asistencias y dos rebotes en los 32:28 minutos que le tocó jugar, para seguir demostrando su clase de jugador entre los mejores de la NBA. Steve Novak vino del banco para encestar también 17 unidades, cinco de ellos de tres tantos en 10 intentos.

De esta forma el equipo local (17-17) logra otra vez los .500 en la tabla de posiciones de la Conferencia del Este.

Los visitantes, que ahora tienen marca de 19-14, trataron en vano de descontar la ventaja en el último tramo, aprovechando el descanso del quinteto abridor, pero los neoyorquinos se mantuvieron en la cima por más de 15 puntos la mayor parte de este periodo, tras entrar a la recta final con 22 arriba (78-56).

Jeff Teague fue el mejor anotador por los visitantes con 18 puntos, mientras que Willie Green lo siguió con 16.

Por Nueva York Landry Fields hizo 16 puntos, Carmelo Anthony tuvo buena actuacion al encestar 15 y Amar’e Stoudemire logró 10 rebotes y siete unidades. La nueva adquisición, J.R. Smith, hizo 12 puntos y capturó cinco rebotes para los Knicks.

“Esta clase de victoria demuestra el buen desempeío colectivo”, dijo el coach local Mike D’Antoni.

Los Knicks comenzaron con buen ritmo ofensivo-defensa, notándose un cambio en algunos aspectos del juego, tras el fracaso anterior contra Nueva Jersey.

“Necesitaba tomar el ritmo, porque estuve fuera de forma tras regresar de mi enfermedad”, dijo Anthony.

“Llegando a este partido sólo quería ser agresivo”, agregó.

Manifestó Melo: “Cuando jugamos así somos un equipo difícil de derrotar”, al referirse la manera de distruibuir al balón, así como emplear la defensa. “Especialmente los tiros desde la pintura”.

En el primer periodo Fields hizo varios disparos efectivos al aro que ayudaron a que Nueva York partiera temprano arriba 30-16.

La ley la siguió imponiendo Nueva York en su casa con una andanada de disparos buenos, mientras que su defensa estuvo a la altura una vez más, para llevarse la primera mitad ampliamente por 25 puntos (60-35).

En este tramo Fields y Lin anotaron cada uno 13 puntos, y repartieron seis asistencias.

“Salimos todos dispuestos a mostrar nuestra valía. Es todo lo que necesitamos. Este es un juego de conjunto”, dijo Lee.

INMUNES A LA ATENCION. Antes del juego Mike D’Antoni dijo que a los Knicks no le afecta la atención internacional que se teje alrededor de Lin.

“De ningún modo nos afecta este momento resurgente de nuestro jugador”, expresó D’Antoni ante una pregunta en la rueda de prensa.

Dijo el entrenador local que eso es natural cuando surge una figura de la talla de Lin a este nivel en la NBA, en otros deportes y en cualquier circunstancia.

ManIfestó que al contrario, la organización disfruta el momento y aprovecha la actuación del jugador para beneficio del equipo. “Estamos contento con todo esto y satisfecho que pase con uno de los nuestros”, dijo D’Antoni.