Nissan Murano mezcla fuerza y elegancia

El tradicional y funcional panel del Nissan Murano conserva su toque de elegancia y destaca la pantalla de navegación satelital del nuevo modelo 2012.
El tradicional y funcional panel del Nissan Murano conserva su toque de elegancia y destaca la pantalla de navegación satelital del nuevo modelo 2012.
Foto: fotos Nissan

Nueva York – Ya en el 2012, y batiendo récords de ventas, el Nissan Murano se fue convirtiendo en el producto bandera de la marca japonesa. Hoy, se mantiene fiel a su concepto inicial ofreciendo un diseño y estilo contemporáneo con una mecánica muy moderna. Para agregar la cereza al postre Nissan lanzo también la versión convertible, que se exhibió por primera vez en el auto show de Los Ángeles.

Está equipada con el mismo motor repotenciado V6 de 3.5L con 265HP, con inyección electrónica secuencial multipunto. También viene con un sistema de control dinámico (VDC) brindando más estabilidad y TCS (sistema de control de tracción) que maximiza la tracción en todo momento y lo último en tecnología como el ‘push-button start’, una llave inteligente con botón de encendido. Su motor, está acoplado perfectamente a una transmisión CVT (Continuously Variable Transmision), de muy efectivo rendimiento.

A nivel de seguridad todos los modelos de la Nissan Murano ofrecen frenos antibloqueo con asistencia electrónica en el frenado, control de tracción y todo el componente de bolsas de aire frontal, lateral y de cortina. Tiene control de tracción de frenos ABS en las cuatro ruedas, y sus frenos de disco ventilados en las ruedas delanteras y traseras.

El paquete de tecnología de la Nissan Murano, con capacidad para cinco pasajeros, presenta un tablero muy fácil y amigable con controles de navegación, audio y clima muy agradables de usar, que no intimidan ni aun a los consumidores menos tecnológicos por decirlo así.

Su interior es de un lujoso SUV, con calidad en sus asientos de cuero, suaves al toque, lo suficientemente ergonómicos como para viajar cómodamente tanto en la primera como en la segunda fila. Hay suficiente espacio para estirar las piernas sin comprometer demasiado el espacio de carga.

Viene disponible en tres versiones Murano S 2WD (tracción frontal) Murano SL 2WD y una versión full equipo Murano LE AWD (4×4) e incluye un sistema de audio Bose, con MP3 e interface para iPod con 9 parlantes y subwoofer, un sistema de cámara de visión trasera con monitor a color de 7 pulgadas, faros Xenon y frenos de disco ventilado en las cuatro llantas. También incluye luces de xenón, sillas con 8 posiciones, una parrilla cromada y spoiler trasero.

Tiene características de lujo con su botón de arranque sin llave, vidrios eléctricos, seguros, espejos eléctricos, control de clima de dos zonas, y luces brillantes en la cabina que le dan la bienvenida a bordo, un sistema de radio satelital, instalación para el iPod con puerto USB, interface Bluetooth para conexión con el teléfono, un disco duro de 9.3 gigabites para almacenamiento de música y el sistema XM con capacidad para alertas de tráfico, cambiador de seis CD, limpia parabrisas con sensor de lluvia y el sistema de navegación.

Trae una parrilla muy similar a la edición anterior, la capacidad es para 5 pasajeros, relativamente cómodos, el modelo Platinum trae dos sistemas de entretenimiento de DVD con monitores de 7 pulgadas para los asientos traseros que permiten llevar a los niños entretenidos en viajes largos y las ruedas son de 20 pulgadas. Tiene un techo “sunroof” que es muy fácil de activar.

El resultado final que comprobé es que su manejo es satisfactorio, con una buena aceleración y una suavidad no tan típica de un SUV. El movimiento del mismo en las curvas no es tan pronunciado gracias a su control de estabilidad y un buen agarre que complementa su buen andar en la carretera.

Su diseño curvilíneo y poco anguloso compromete un poco la visibilidad trasera, pero esto no ha sido un factor que lo deje afuera en la competencia del feroz y competitivo mercado de los SUV.

Sus más feroces competidores son el Ford Edge, Hyundai Santa Fe y el Toyota Venza, aunque aquí diría que el Murano los aventaja por característico diseño, que gusta y su buen valor de reventa.