La bonanza de Silicon Valley no llega a los hispanos

MENLO PARK, California – Daniel Macías es el rostro desconocido de Silicon Valley. A los 19 años no estaba lanzando una de las empresas tecnológicas más importantes del mundo como hizo Mark Zuckerberg a esa edad, cuando fundó Facebook. Por el contrario, festejó su cumpleaños tras las rejas, sentenciado por agresión.

Ahora, a los 20 años, Macías pasa el día aprendiendo a construir casas en un programa de capacitación laboral cerca de la oficinas centrales de Facebook y espera unirse al sindicato de carpinteros cuando concluya el programa.

“Si no fuera a la escuela, estaría en la calle”, dice Macías.

En Silicon Valley abundan el dinero y el empleo para las personas con conocimientos de tecnología y empresas. Pero quienes carecen de esas aptitudes enfrentan los mismos padecimientos que el resto de los estadounidenses afectados por la recesión.

Y un porcentaje importante de la población que no se beneficia con la bonanza de la alta tecnología y computación de Sillicon Valley son los hispanos. Un informe del Indice de Silicon Valley señala que la mitad de la población de la zona habla un idioma que no es inglés en su casa. De ese total, el 39% son hispanos y el 44% asiáticos. El informe agrega que solo el 15% de los hispanos que viven aquí tiene algún título universitario –es el porcentaje más bajo de cualquier grupo étnico–, lo que hace pensar que la mayoría de los hispanos no pueden aprovechar las oportunidades que ofrece la industria tecnológica.

Facebook abrió sus nuevas oficinas en la bahía de San Francisco poco antes de anunciar su oferta pública inicial.