Messi devora al Leverkusen con cinco goles

Messi devora al Leverkusen con cinco goles
Lionel Messi (izq.), del FC Barcelona, marca el tercer gol de su cosecha de ayer ante el Bayer Leverkussen, en partido que tuvo un marcador final de 7-1.
Foto: Manu Fernández / ap

Madrid.- El delantero del Barcelona Lionel Messi adornó, con cinco de los siete goles de su equipo al Bayer Leverkusen (7-1), el pase a cuartos de final de la Liga de Campeones, donde, junto al club azulgrana, también estarán presentes el Milán italiano, el Benfica portugués y el sorprendente Apoel de Nicosia, que eliminó al Olympique de Lyon en los penaltis.

Con la clasificación casi sentenciada en el duelo de ida, donde el equipo de Josep Guardiola ganó 1-3 al Bayer, el Barcelona mostró sus mejores virtudes para golear a los germanos y sentenciar su pase hacia los cuartos de final.

Messi se desquitó con casi media docena de goles. Nunca en la historia de la Liga de Campeones, sin incluir la previa, un jugador había marcado tantos en un mismo partido.

Pero Messi no estuvo solo. El joven Cristian Tello, que completó la goleada con dos dianas, también completó una buena actuación. El Barcelona, al final, ha tenido un pase tranquilo y alcanza los cuartos a lo grande, goleando al equipo alemán de la Bundesliga.

El susto de la jornada lo vivió el Milán, que viajó a Inglaterra para enfrentarse al Arsenal con una cómoda renta de cuatro goles de ventaja. Los hombres de Arsene Wenger sorprendieron a los italianos con tres tantos en la primera parte. Koscielny, Rosicky y Van Persie crearon incertidumbre entre la expedición italiana.

En el segundo acto, Van Persie pudo empatar la eliminatoria, pero el portero milanista Christian Abiatti evitó la debacle y la prórroga con una parada providencial. El Arsenal se apagó finalmente y no pudo culminar el sueño.

Mientras, el Benfica cumplió en su compromiso con el Zenit de San Petersburgo. En la ida, los rusos ganaron con un ajustado 3-2, pero no pudieron aguantar la presión lusa, que acabó llevándose el partido y la eliminatoria con un marcador favorable de 2-0. Maxi Pereira y Nelson Oliveira marcaron para los portugueses, que no alcanzaban los cuartos desde 2005, cuando fueron eliminados por el Barcelona.

Completa la nómina de clasificados el Apoel de Nicosia, que llevó al Olympique de Lyon hasta los penaltis para dejar en la cuneta a los franceses. El brasileño Gustavo Manduca empató la eliminatoria en la primera parte y fue expulsado en la prórroga.

Después, el Lyon pagó su mal resultado de la ida (1-0), y fue apeado de la competición por un equipo que jamás había llegado a los cuartos de final de la Liga de Campeones. Nadie en su país lo había logrado. El portero Dionisis Chiotis, que paró dos penas máximas, fue el héroe de la jornada.