Crean comisión evaluadora

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) integró una comisión que estará cargo de investigar las políticas y los procedimientos en los que el distrito ha fallado para identificar a maestros acusados de conducta inapropiada y poder retirarlos de los salones de clase inmediatamente.
Crean comisión evaluadora

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) integró una comisión que estará cargo de investigar las políticas y los procedimientos en los que el distrito ha fallado para identificar a maestros acusados de conducta inapropiada y poder retirarlos de los salones de clase inmediatamente.

La comisión estará conformada por cinco miembros, incluyendo al exjuez de la Corte Suprema de California, Carlos Moreno, quien estará al frente de la misma.

La abogada y activista de derechos civiles, Connie Rice, quien tiene amplia experiencia en implementar reformas en las escuelas públicas de Los Ángeles también formará parte del grupo, para el cual aún falta determinar quienes serán los otros tres integrantes.

“Empezará a trabajar pronto, pero imagino que tomará un buen tiempo conocer los resultados de esta comisión, ya que estará a cargo de averiguar en que tipo de políticas y procedimientos falló el distrito. Esto incluye la manera en que se reportaron las acusaciones de mala conducta de los maestros”, señaló Tom Waldman, director de comunicaciones del LAUSD.

Mientras tanto Nury Martínez, representante de la junta escolar por el distrito 6 está por presentar, en la próxima junta escolar del 13 de marzo, una propuesta que aborde los cambios en los procedimientos que de ahora en adelante deberá tomar el distrito para informar a los padres de cuando un maestro está siendo investigado por conducta inapropiada.

“LAUSD tiene que estar más vigilante para identificar, retirar y perseguir a individuos quienes no deberían trabajar con niños”, dijo Martínez a La Opinión.

“Mi propuesta reconoce que es tener procedimientos para informar a los padres de cuando un incidente de abuso o acoso ha ocurrido en la escuela”, añadió.

El caso particular que motivó a Martínez a tomar el liderazgo en dicha propuesta, fue el caso del maestro de tercer grado de la primaria Telfair en Pacoima, Paul William Chapel, quien luego de haber ido a corte por acusaciones de acoso sexual contra un menor en 1997, continuó trabajando en los salones de clases hasta abril del año pasado, precisamente en esta primaria que pertenece al distrito local de Martínez.

“Los padres necesitan saber que sus hijos se encuentran seguros en la escuela. Cualquier esfuerzo firme de ayudarnos a lograr esto tiene mi completo respaldo”, declaró el superintendente del distrito John Deasy en un comunicado.