Departamento de Estado hace primera rueda de prensa en español

El subsecretario interino de Asuntos Públicos del Departamento de Estado, Mike Hammer fue el encargado de atender a los medios en español, una idea que surgió del interés de los medios hispanohablantes en Washington.

Washington (EFE).- La actualidad en Latinoamérica protagonizó la primera conferencia de prensa en español del Departamento de Estado, una iniciativa que busca responder al “interés del mundo hispano” en la política exterior del país.

El subsecretario interino de Asuntos Públicos del Departamento de Estado, Mike Hammer, cuya madre es española y que ha vivido en varios países latinoamericanos, fue el encargado de atender a los medios en español, una idea que surgió del interés de los medios hispanohablantes en Washington.

“Consideramos esa propuesta y la secretaria de Estado (Hillary) Clinton pensó que sería una muy buena idea, porque lo que estamos intentando hacer es comunicar al mundo la política exterior de Estados Unidos, y obviamente hay un interés en el mundo hispano por ella”, dijo Hammer ante un nutrido grupo de periodistas.

Pese a ser consciente de que sus mensajes llegarían a la población hispana de EE.UU., Hammer evitó responder a una pregunta sobre si la reciente visita de vicepresidente Joe Biden a la Virgen de Guadalupe, en México, era un intento de conquistar a los mexicoamericanos que podrán votar en las elecciones de noviembre.

“En el Departamento de Estado no tratamos estos temas políticos”, atajó Hammer, quien sí se pronunció sobre las próximas elecciones en México.

Según el funcionario, no hubo “injerencia” de EEUU en la política interna mexicana durante la visita de Biden, que se reunió con los tres principales aspirantes a la presidencia del país.

“Nosotros nos reunimos con candidatos presidenciales y miembros de la oposición en muchos países”, aseguró. “Gane quien gane en México, queremos continuar la buena cooperación en cantidad de temas, entre ellos la lucha contra el narcotráfico”.

En cuanto a la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará el 14 y 15 de abril en Cartagena de Indias (Colombia), Hammer confió en ver una “gran participación” en ese foro, pese al posible boicot por parte de los países del ALBA tras el anuncio de Bogotá de que no invitará a Cuba al foro regional.

“Esperamos ver una muy buena participación en la Cumbre. La mayoría de lideres de la región ve el gran mérito que tienen estas reuniones”, dijo el funcionario.

Venezuela también apareció en la conferencia de prensa, en una pregunta sobre el anuncio del ministro venezolano de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, de que su país ha enviado 600,000 barriles de diesel a Siria en el último año y está dispuesto a enviar más.

“Es difícil de entender cómo cualquier país puede apoyar al presidente (sirio) Al Asad en un momento en que la comunidad internacional, con las Naciones Unidas y la Liga Árabe, Estados Unidos y otros países europeos y del mundo estamos intentando presionarle para que pare con esa violencia”, indicó Hammer.

El portavoz fue preguntado asimismo por la resistencia de Brasil a alinearse con Estados Unidos en su presión a Al Asad, y en la emisión de sanciones a su régimen.

“Quisiéramos ver, obviamente, que Brasil trabaja con nosotros y con el resto de países en ayudarnos a presionar a Al Asad, porque vemos que, para un mejor futuro para Siria, lo importante es que se retire Al Asad de inmediato y que permita un proceso político en el que puedan realizarse las aspiraciones del pueblo sirio”, señaló.

Hammer explicó además que las críticas a Argentina en su informe sobre lucha antidroga en el mundo, enviado el miércoles al Congreso y en el que el país aparece por primera vez como preocupante por el lavado de dinero, responden a “hechos”.

“Es la información que tenemos, y ha habido algunos temas en los que no se ha avanzado con respecto a la lucha contra las drogas este último año por parte de Argentina”, dijo, para añadir su deseo de que esa cooperación “mejore”.

La intención del Departamento de Estado es repetir “más veces” la rueda de prensa de este jueves, e incluso se plantea convertirla en una cita mensual, lo que podría dar una mayor cabida a los temas sobre Latinoamérica, que no siempre encuentran espacio en la conferencia diaria de la institución.