Eliana Pacheco:Del lado de la suerte

Eliana Pacheco:Del lado de la suerte
Eliana Pacheco es supervisora en el Resorts World Casino de Queens.
Foto: Gloria Medina / EDLP

Nueva York – Eliana Pacheco es una de las pocas latinas que asiste a las personas que llegan al casino con el sueño de multiplicar el dinero que tienen. La joven de ascendencia dominicana es una supervisora de piso en el nuevo casino Resorts World Casino en Queens, desde que abrió sus puertas por primera vez en octubre de 2011.

Con su carisma, entusiasmo y el radio siempre en mano Pacheco, de 24 años, se dedica a ayudar a las personas cuando tienen algún problema con las máquinas de juego. Es supervisora de cinco grupos de trabajadores que estan pendientes de que los aparatos no den problemas a los clientes.

¿Qué hace un asistente de máquinas electrónicas de juego?

(A los que desempeñan esta función les) llamamos “Slots”. Siempre están al pendientes de los clientes cuando tienen preguntas acerca de las máquinas. Están caminando todo el tiempo a la espera que algún cliente solicite ayuda porque muchas veces no saben usar las máquinas o el proceso para obtener el dinero que han ganado. Cuando hay situaciones más difíciles me llaman.

¿Cómo es su día de trabajo?

Llego a las 7:30 a.m y básicamente lo que hago es recorrer el piso asegurándome que todos los otros asistentes de máquinas (Slots) estén en sus puestos, con las llaves de las máquinas y las radios. Trabajo cinco días a la semana, tres como supervisora y dos como asistente de máquinas. Termino a las 4:40 p.m y descanso los miércoles y jueves.

¿Cómo se diferencia éste casino a otros en otros estados?

La idea de las monedas cayendo de las máquinas, los apostadores barajando las cartas y gritando “hagan sus apuestas”, es historia. En este casino es todo electrónico. Hasta la ruleta es automática, porque en el Estado de Nueva York es prohibida las apuestas.

¿Cuéntenos sobre alguna anécdota en el trabajo?

Algo cómico, que un día un hombre que es cliente seguido se quedaba mirándome todos los días, hasta que un día me llamó y me dio una papeleta con $100. Pensé que quería cambio, pero me dijo que no, que ese dinero era para mí porque me había visto varios días como trabajaba y me dijo “Sé que eso no es tu precio, pero quiero regalártelos”. Y me tocó decirle que no porque no podemos recibir dinero de los clientes.

¿Iba a casinos antes de venir a trabajar a éste?

Sí, me gusta ir a casinos, pero aquí no podemos jugar aunque estemos en nuestra hora de almuerzo ni en nuestros días libres. Lo que hago es ir a Atlantic City.

¿Qué hace en su tiempo libre?

Soy soltera y no tengo hijos, así que por ahora lo que más disfruto es ir al cine, al gym y a bailar.