Abogado ofrece su casa para sacar a madam de la cárcel

Abogado ofrece su casa para sacar a madam de la cárcel
Anna Gristina, junto a su abogado Peter Gleason en la audiencia de ayer.
Foto: AP

NUEVA YORK – Uno de los abogados de la madam acusada de dirigir un prostíbulo de alto vuelo está dispuesto a ofrecer su casa para sacarla de la cárcel.

El abogado Peter J. Gleason dijo ayer que pondría su loft de Manhattan valorado en $2.5 millones como depósito de seguridad para compensar los $2 millones que se piden de fianza para Anna Gristina. Ella y su familia -tiene cuatro hijos- vivirían además con él bajo arresto domiciliario.

“Tengo una fe fundamental en la justicia y me molesta cuando siento que alguien está siendo abusado”, dijo Gleason en las afueras de la corte. “Quiero que se vengan a vivir conmigo”, acotó.

La fiscalía se opone a esta rara proposición de fianza, pues consideran que es éticamente cuestionable.

“Produce preocupación que un abogado ponga de su bolsillo cualquier tipo de fianza, y más si pone su casa”, dijo Charles Linehan, asistente del fiscal del distrito de Manhattan.

Juan Merchan, juez del tribunal supremo estatal encargado del caso, replicó que no está seguro que existan problemas de ética, pero que investigará el asunto a fondo.

Tras ser acusada de dirigir un prostíbulo de alto vuelo durante 15 años en Manhattan y de presumir de tener conexiones con las autoridades, Gristina se ha declarado no culpable de los cargos de promover la prostitución.

La fiscalía asegura que la madre de 44 años de edad fue escuchada -durante la investigación que duró cinco años- diciendo que ganaba millones de dólares. Gleason, sin embargo, dijo ayer que ella no tiene “ni dos céntimos”, y que estaba intentando organizar un servicio de citas legal. Gristina cuenta asimismo con otro abogado asignado por la corte, Richard Siracusa, al que ella y Gleason quieren sacar a toda costa del caso. Gleason le pidió ayer al juez que apartase a Siracusa y reclamó además el inusual privilegio de elegir él mismo a otro de oficio, pagado por el estado.