Acusan a las FARC de dilatar entrega de rehenes

Bogotá/EFE – El Gobierno colombiano acusó ayer a la guerrilla de las FARC de dilatar la puesta en libertad de los diez últimos militares y policías que mantiene en condición de rehenes.

“Pareciera que aquí lo que hay es una estrategia para dilatar y ganar tiempo, y para todas las semanas sacar un nuevo titular o un nuevo mensaje”, afirmó el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, en una entrevista con la estación de La W Radio.

El funcionario observó que son ya varios los meses que han corrido desde finales de noviembre pasado, cuando los rebeldes anunciaron la entrega preliminar unilateral de seis uniformados, grupo al que a finales del último febrero añadieron otros cuatro.

Son cuatro militares y seis policías hechos cautivos por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en ataques o asaltos de 1998 a 1999.

“Todos los temas que han tenido que ser acordados, han sido acordados; todo lo que está en nuestras manos hacer, ha sido realizado”, sostuvo Pinzón.

La representación del Ejecutivo en las gestiones para la misión en ciernes ha estado en manos del viceministro de Defensa, Jorge Enrique Bedoya, quien el pasado día 8 llegó a un consenso con Brasil y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) sobre el protocolo de seguridad que requiere esta tarea humanitaria.

Como en el pasado, la delegación en Colombia del CICR coordinará la operación, que el Gobierno brasileño apoyará con los helicópteros y las tripulaciones que se necesitan para recoger en la selva a los rehenes y devolverlos a la libertad. Asimismo, como en las misiones que se han realizado desde 2008, esta vez también participará como garante el colectivo Colombianas y Colombianos por la Paz (CCP), encabezado por la exsenadora Piedad Córdoba.