Sacan de Afganistán soldado autor de masacre

El soldado fue llevado en un avión militar de EEUU a un "confinamiento previo a juicio" en otro país.

Sacan de Afganistán soldado autor de masacre
Varios manifestantes queman una bandera estadounidense mientras gritan consignas contra la masacre de 16 afganos a manos de un soldado de EEUU.
Foto: EFE

KABUL/AP – El soldado estadounidense acusado de matar a tiros a 16 civiles afganos fue retirado de Afganistán ayer, informó el Pentágono, sin precisar a dónde.

El soldado fue retirado de Afganistán “con base en una recomendación legal”, dijo el capitán de la Armada John Kirby.

“No tenemos las instalaciones carcelarias apropiadas en Afganistán”, dijo, explicando que se refería a una instalación apropiada para un efectivo estadounidense “en este tipo de casos”.

El soldado fue llevado en un avión militar de Estados Unidos a un “confinamiento previo a juicio” en otro país, dijo un funcionario castrense norteamericano, sin precisar cual.

El funcionario, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a divulgar la información, no confirmó si eso significaba una base militar estadounidense o algún otro tipo de instalación.

Kirby dijo que la medida no significaba necesariamente que el juicio se efectuaría fuera de Afganistán, pero el otro funcionario militar dijo que el proceso legal continuaría en otra parte. Aún no se formulan cargos contra el soldado.

Legisladores afganos habían exigido que el soldado fuera enjuiciado públicamente en Afganistán para demostrar que se le había llevado ante la justicia, y exhortaron al presidente Hamid Karzai a suspender todas las negociaciones con Estados Unidos sobre una presencia militar a largo plazo hasta que ello ocurra.

Muchos temen que si el ejército de Estados Unidos no maneja adecuadamente el caso podría generar reacciones violentas en Afganistán que exacerben la ya elevada tensión bilateral.

La alianza entre Afganistán y el ejército de Estados Unidos ya parecía a punto de una crisis el mes pasado, cuando la quema de ejemplares del Corán en una base militar estadounidense desencadenó protestas y ataques en suelo afgano que dejaron más de 30 muertos, incluidos seis soldados norteamericanos.

Estados Unidos detuvo un sargento que, según oficiales militares, salió subrepticiamente de una base militar antes del amanecer del domingo, caminó hasta las aldeas, ingresó violentamente a casas y abrió fuego. Algunos de los cadáveres fueron quemados. Once pertenecían a una familia.