Reparten boletos para la misa principal del Papa en Guanajuato

MÉXICO, D.F. – Los boletos para la misa en el parque Bicentenario de la Silao, Guanajuato, la única que ofrecerá el papa Benedicto XVI de manera pública durante su primera visita a México, se convirtieron en el botín más preciado de los católicos que buscan un espacio entre los 300,000 disponibles en el recinto.

“Cada parroquia tiene sus métodos para repartirlos entre sus feligreses por lo que la mejor vía es acercarse a ellas si quieren venir”, dijo José de Jesús Ibarra, uno de los voceros de la Arquidiócesis de León sobre la entrega que comenzó el pasado lunes.

La vista del representante del Sumo Pontífice del 23 al 26 de marzo a la región del Bajío – centro del catolicismo en México- prevé entre un millón y 1.2 millones de visitantes .

Los fieles que no alcancen sitio al interior de la explanada en Silao – a 300 kilómetros del Distrito Federal- podrán ubicarse en las carreteras, terrenos y cerros aledaños donde se acondicionarán pantallas de televisión, baños públicos, ambulancias y sistemas de vigilancia en el que participará el Estado Mayor Presidencial así como policías federales y estatales.

“Mi esposo y yo queríamos ir, pero sólo nos dieron un boleto”, dijo Silvia Hernádez, de la Conferencia de San Vicente de Paúl en León, una de las organizaciones laicas más activas de la zona que tiene prioridad en la distribución de pases para la ceremonia religiosa: 200,000 (dos terceras partes) se repartirán ahí. Los tiques fueron marcados con tres sellos de seguridad: un hologramas tridimensional, un sello ultravioleta y un folio y serán entregados en la entrada del Parque Bicentenario.

La jerarquía católica reconoció que guarda “una candidad importante” de entradas especiales para autoridades del país entre quienes no se descarta la familia del presidente Felipe Calderón, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), o los candidatos presidenciales, gobernadores y diputados.

El resto de boleos, serán repartidos entre las 93 circunscripciones eclesiásticas que cuentan con 6,744 parroquias y 7,169 centros pastorales, 163 obispos, 16,234 sacerdotes, 28, 288 monjas, 9,000 seminaristas, 25,000 misioneros laicos y 295,462 catequistas, según cifras oficiales.

El papa, estará por primera vez en un país de habla hispana en Latinoamérica; en 2007, visitó Brasil, de lengua portuguesa, entre los 23 viajes que ha realizado como papa.

Con menos popularidad , según encuestas recientes, Benedicto XVI es esperado con entusiasmo y suspicacia por el contexto de su visita: unas elecciones presidenciales en puerta y una crisis de seguridad por la confrontación directa a organizaciones criminales.