Plan para frenar embarazos en las adolescentes

Santo Domingo/EFE – El Gobierno de República Dominicana puso ayer en marcha una iniciativa para tratar de detener la alta tasa de embarazos en adolescentes en el país, una situación que los organismos nacionales e internacionales tildan de preocupante.

El Plan Nacional de Prevención del Embarazo en la Adolescencia, cuya ejecución está prevista hasta 2016, busca “reforzar, coordinar y articular políticas públicas destinadas a revertir las preocupantes estadísticas arrojadas el año pasado de embarazos en adolescentes en edades de 13 a 19 años”, dijo el Ministerio de Economía, responsable junto al Ministerio de la Mujer del proyecto.

Elaborado en el marco de la Estrategia Nacional de Desarrollo, dicha iniciativa “es una respuesta integral, multisectorial y de participación social, encaminada a la reducción del embarazo en adolescentes en la República Dominicana”, destacó la directora del Programa de Prevención del Embarazo en Adolescentes, Indiana Barinas, en un comunicado enviado por el Ministerio de Economía.

La misión del Plan, agregó, es “la creación y el fortalecimiento de mecanismos en el ámbito nacional y local, incluyendo asignación presupuestaria y rendición de cuentas para la ejecución de las políticas dirigidas a reducir los embarazos en adolescentes, garantizando la igualdad de oportunidades y promover la sexualidad sana, placentera y responsable”.

En 2011, alrededor de 12.000 adolescentes de entre 13 y 19 años, recibieron servicios de atención de embarazo en la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, la principal del país.

Esto representó el 31% del total de embarazadas atendidas en ese centro de salud, según cifras citadas por la cartera de Economía.

Los embarazos en adolescentes representan la tercera causa de muerte materna en el país, aunque Barinas aseguró que han disminuido con relación a otros años.

La funcionaria subrayó que “las jovencitas en esa edad biológica que asisten a la maternidad no están aptas para un embarazo”. “En la mayoría de los casos su útero no está en capacidad de permitir el desarrollo del niño, lo que ha contribuido al incremento de las cesáreas, a esto se agrega el nacimiento de un mayor número de niños desnutridos”, explicó.