Expectativa por la operación de Rubio

Expectativa por la operación de Rubio
Ricky Rubio, de los Wolves, queda en el suelo al sufrir la lesión el 9 de marzo en un partido contra los Lakers de Los Ángeles.
Foto: AP / Jim Mone

Houston/EFE – El ala-pívot español Pau Gasol y el entrenador italiano Ettore Messina desearon al base novato Ricky Rubio “toda la suerte” en la operación a la que sería sometido ayer en Vail (Colorado).

Gasol, que la antepasada noche jugó con su equipo de Los Ángeles Lakers contra los Rockets de Houston, en declaraciones a EFE dijo que no había hablado con Rubio desde que se lesionó, pero que sabía de la operación y le deseaba lo mejor.

“Con Ricky, no he hablado, bueno, sí, hablé cuando se lesionó y sé de la operación, así que desearle que todo vaya muy bien”, declaró Gasol.

Sobre el impacto que tendría la baja de Rubio con la selección española para los próximos Juegos Olímpicos de Londres, Gasol admitió que le echaría en falta, pero dijo que los que lleguen lucharán al máximo e irán a por todas.

“Es un jugador que siempre aporta cosas buenas para el equipo y estaba en una muy, muy buena línea este año”, subrayó Gasol. “Así que su nivel de confianza, pues, estaba creciendo, y sin duda se le va a echar en falta, pero una vez que empieza el campeonato tienes que centrarte en el equipo y jugadores que tienes, luchar e ir a por todas”.

Messina, asesor del entrenador de los Lakers, Mike Brown, explicó a EFE que vivió en primera persona la lesión de Rubio al enfrentarse los Timberwolves de Minnesota contra el equipo angelino, y fue algo “desafortunado”.

“Bueno, yo estuve allí, fue la última jugada, en un intento de hacer una ayuda contra Kobe (Bryant) y bueno, de momento no pareció tan grave, a pesar que lo levantaron del suelo sus compañeros”, explicó Messina.

“Es una lástima que se haya perdido la segunda parte de la temporada después de haber empezado tan bien”, agregó.

El exentrenador del Real Madrid reconoció que la pérdida de los Juegos Olímpicos era el golpe más duro para Rubio y la selección de España. “Todos le deseamos muchísima suerte”, subrayó Messina al valorar la operación a que va a someterse Rubio.

Sobre el efecto que tendrá la ausencia de Rubio de la selección, Messina no dudo en señalar que “será una baja muy importante” por el tipo de aportación tan especial que hace con su juego.

“Por supuesto que es una baja muy importante”, destacó Messina. “Van a echar de menos su fantasía, creatividad de juego y, bueno, sobre todo, el entusiasmo que Ricky (Rubio) estaba sumando después de haber empezado tan bien en la NBA”.

Sin embargo, el veterano entrenador italiano recordó que Ricky era joven y tendría más oportunidades para que “la vida le devuelva lo que le ha ahora le ha quitado”.

El propio Rubio, vía Twitter, informó el domingo que estaba camino de Vail para iniciar la cuenta atrás de la operación y posterior proceso de recuperación, algo que estaba ansioso por comenzar.

“Estoy obsesionado por comenzar mi rehabilitación. Si sonríes todo es mucho mejor, siempre hay que ser positivo”, escribió Rubio en su mensaje de Twitter.

FACTORES FAVORABLES. La actitud positiva y la juventud de Rubio son dos factores muy importantes que le ayudaran a superar la grave lesión que sufrió el pasado 9 de marzo cuando sólo faltaban 16 segundos para que concluyese el partido que su equipo de los Timberwolves de Minnesota disputaban contra Los Ángeles Lakers.

Pero además, varios profesionales que han sufrido el mismo tipo de lesión que Rubio, también le aconsejan que tenga mucha “paciencia”, especialmente en los dos primeros meses de recuperación que serán los más difíciles y complicados.

Rubio, de 21 años, ha recibido el apoyo unánime de la mayoría de los profesionales de la National Basketball Association.

Jugadores como el pívot Al Jefferson, expívot de los Timberwolves, ahora con los Jazz de Utah, y el veterano escolta Michael Redd, que fichó como agente libre con los Suns de Phoenix, saben lo duro del camino que le tocará recorrer porque ellos también lo sufrieron.