Marcha a favor de joven asesinado

Nueva York se suma a las protestas por muerte en Florida a manos de vigilante
Marcha a favor de joven asesinado
Manifestantes alzaron su voz de protesta en Titusville, Florida pidiendo justicia por la muerte del joven Trayvon Martin.
Foto: fotos ap

NUEVA YORK/Servicios Combinados – Centenares de manifestantes acompañaron ayer a Sybrina Fulton y Tracy Martin, padres de un adolescente afroamericano, que recibió un disparo de un vigilante voluntario en Florida, durante una marcha para exigir justicia a las autoridades.

Con el nombre de ‘Million Hoodie March’, (Marcha del Millón de sudaderas) se cumplió la masiva protesta que se inició en Union Square.

“No vamos a parar hasta que se haga justicia”, mencionó el padre del adolescente Trayvon Martin, de 17 años, quien fue muerto a tiros el mes pasado cuando regresaba a su casa ubicada en una comunidad cerrada en Sanford, Florida, después de comprar dulces en una tienda.

“Mi corazón siente dolor, pero ver el apoyo de ustedes hace la diferencia”, señaló Tracy Martin.

Más de un millar de “indignados” del movimiento ‘Ocupa Wall Street’ marcharon por el sur de Nueva York para exigir justicia y que se depuren responsabilidades por la muerte del joven.

Al grito de “Todos somos Trayvon Martin” o “Queremos Justicia”, la manifestación en la céntrica plaza de Union Square, donde cientos de personas se habían congregado previamente para protestar por un suceso que ha levantado las iras de la comunidad negra por la falta de detenciones.

El adolescente no estaba armado y llevaba una sudadera con capucha al momento del incidente.

George Zimmerman, autor de los disparos, no ha sido acusado de la muerte de Martin ocurrida el 26 de febrero.

Zimmerman, de 28 años, dijo a la policía que disparó a Martin en defensa propia, después de llamar a la línea de emergencias policiales (911) e informar de que un “negro caminaba con algo en las manos y actuaba de manera sospechosa”. No fue arrestado porque se acogió a una ley de defensa propia promulgada en 2005 en Florida, algo que ha generado numerosas protestas de la comunidad negra estadounidense, que se ha manifestado frente a la oficina de la Fiscalía de Sanford para exigir el arresto del vigilante.

La División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia realizará una investigación de los hechos para averiguar si Zimmerman violó alguna ley federal de derechos civiles, al tiempo que se ha convocado a un gran jurado de Florida para que investigue también el suceso.

La policía dijo que Zimmerman es blanco. Su familia dice que es hispano.

El Departamento de Justicia ha abierto una pesquisa de derechos civiles sobre el incidente, y el fiscal Norm Wolfinger dijo que un jurado investigador se reunirá el 10 de abril para sopesar la evidencia del caso.