Los ‘merengues’ se reconcilian con el triunfo

Los ‘merengues’ se reconcilian con el triunfo
El delantero argentino Gonzalo Higuaín (i) marcó el primer gol del Real Madrid.
Foto: EFE / Paco Campos

BARCELONA/AP – El Barcelona le ganó ayer sábado 2-0 al Mallorca al arrancar la vigesimonovena fecha de la liga española de fútbol y soñó con acercarse al puntero Real Madrid, pero la goleada de los blancos 5-1 sobre la Real Sociedad poco después dejó la diferencia como estaba.

Con nueve partidos pendientes para la conclusión del campeonato, el Madrid, que volvió a saborear la victoria tras dos empates, lidera la tabla con 75 puntos. El Barça hilvana siete victorias y le sigue con 69.

El astro argentino Lionel Messi, anotador de 18 tantos en sus últimos ocho cotejos, marcó a los 25 minutos en Mallorca y facilitó el segundo gol de Gerard Piqué a los 79.

En el estadio Santiago Bernabéu, el también argentino Gonzalo Higuaín abrió el marcador, y sendos dobletes de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema completaron el triunfo de un Madrid privado del técnico José Mourinho y los futbolistas Pepe, Mesut Oezil y Lass Diarra, que están sancionados.

Cristiano, que sumó su 101 gol en la liga española, quedó emparejado con Messi en la lista de cañoneros del actual campeonato, ambos con 35 dianas.

Xabi Prieto recortó por la Real, decimocuarta con 33 puntos tras cinco derrotas seguidas a domicilio.

El Mallorca, que perdió por primera vez en los últimos cinco choques, está décimosegundo con 36 unidades.

Getafe y Valencia cerraban la jornada.

Al Barça le costó entrar en el partido en Mallorca, y la primera ocasión de Messi llegó tras una mala entrega de la zaga local.

El equipo de Pep Guardiola logró lo más difícil -abrir el marcador- a balón parado, cuando Messi lanzó un tiro libre desde banda derecha, la defensa no acertó a despejar, y el balón entró por el segundo palo ante el acoso del chileno Alexis Sánchez.

El mal estado del terreno de juego se antojaba peor enemigo para el Barça que el equipo local en la segunda mitad pero, tras un tiro libre desviado de Messi, los azulgranas sufrieron la expulsión de Thiago Alcántara al ver la segunda tarjeta amarilla a los 56 por una mano que no fue.