¿Acaso se acabó la Linmanía?

Definitivamente Jeremy Lin fue una estrella fugaz en la constelación de estrellas de la NBA. Desde su espectacular aparición, con siete juegos ganados al hilo, Lin desató una fiebre tanto a nivel local como internacional.
¿Acaso se acabó la Linmanía?
Una lesión se interpuso en el camino de Jeremy Lin, los Knicks y la 'Linmanía'.
Foto: AP / Jason Szenes

Definitivamente Jeremy Lin fue una estrella fugaz en la constelación de estrellas de la NBA. Desde su espectacular aparición, con siete juegos ganados al hilo, Lin desató una fiebre tanto a nivel local como internacional.

La Linmania cautivó a todos, aficionados o no a los Knicks y al mejor baloncesto del mundo.

Pero la magia llegó a su lin, disculpen fin, pero seguimos con las secuelas del fenómeno deportivo.

Dicen que todo lo que sube tiene que caer y si es usted es un atleta las probabilidades de que su fama repentina se desvanezca son mayores si aparece en la portada de una revista de deportes de fama mundial… vamos a nombrarla para que los prospectos traten de esquivar sus apariciones en la primera página, se trata de Sports Illustrated.

Jeremy Lin apareció dos veces, ¡dos veces! En dos ediciones seguidas… esto fue el principio del fin de Lin.

Dicen las malas lenguas que SI tiene ¡jinx! Es decir mala suerte. Quien sale en su portada, sea un equipo o cualquier jugador, estará condenado a una lesión o a una mala racha.

En 1954 Eddie Mathews, tercera base de los Bravos de Atlanta se convirtió en el primer deportista en aparecer en la tapa de la revista, tras nueve partidos ganados por los Bravos. Luego de la publicación Mathews se perdió siete juegos por una rotura en la mano, convirtiéndose así en la primera víctima de la mala suerte de SI.

La lista de las víctimas es innumerable.

Esperemos que tras su recuperación Jeremy Lin regrese con más energía que antes, pero debe cuidarse de aparecer en portadas llenas de ‘mala suerte’.