‘Guardan’ al Tricolor Sub-23

MÉXICO, D.F.- La llegada ayer de la selección mexicana Sub-23, campeona en el Preolímpico de Concacaf, al Distrito Federal dejó un sabor agridulce para los aficionados.

Los tricolores abandonaron el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por puertas alternas, por lo que la afición lo pagó caro, pues no tuvieron mucha oportunidad de pedirles autógrafos o tomarse una foto con ellos.

El doctor del Tri, José Luis Serrano, aceptó que David Cabrera, quien sufrió una lesión en el ligamento cruzado de la rodilla derecha, está triste porque se perderá los Juegos Olímpicos.

“Claro que está desanimado, no es algo tan simple, no”, explicó Serrano ayer.

“No puede hacer nada, tiene roto el liganmento cruzado”.

El galeno confirmó que el mediocampista es desde ahora responsabilidad de su equipo, Pumas, pero estarán al pendiente de cualquier situación.

“Ya ahorita [el responsable es] Pumas, obviamente nosotros estamos al pendiente de lo que… no podemos decir nada más ‘ahí te va Pumas’, tenemos que estar ahí”, agregó.

Por otra parte, el presidente de la Federación Hondureña de Futbol, Rafael Callejas, mostró su descontento a través de Twitter por lo que calificó como un mal arbitraje en la Final del torneo Preolímpico.

“Qué pena ese arbitraje x fuerza tenía q ser México!!! potencia mundial! ! bien x los muchachos, aun contra la adversidad”, escribió Callejas en su cuenta.