NY tiene un sueño

21 años

Ecuatoriana

Hunter College

Inglés y educación

En 1999

“Tenía sólo ocho años cuando dejamos Ecuador para reunirnos con mi padre en Nueva York. Mi madre, mi hermana mayor y yo teníamos visas de turista que sólo eran válidas por seis meses; sin embargo, sabíamos que no había fecha de retorno. Al comienzo fue muy duro, no sólo por no poder hablar bien inglés, sino porque me sentía inferior a mis compañeros por mi incapacidad de expresarme. Con los años, eso ya es sólo un mal recuerdo de muchos sacrificios que en mi familia hemos tenido que hacer para ganar un mejor futuro. Me gradué con honores en la secundaria Edward R. Monroe. Recuerdo que cuando caminaba para recibir el diploma sabía que mi futuro no iba a ser como el de mis amigos, porque mis padres no tenían dinero para pagar mis estudios universitarios. Trabajé muy duro en una panadería italiana para reunir lo suficiente para cubrir mi matrícula; ahora soy niñera y así me mantengo. Yo quería ser veterinaria, pero es muy costoso. Por eso, aunque suene irónico después de mi pasado, decidí estudiar inglés como carrera y me encanta. Hoy peleo por la NY Dream Act, porque es mi deber como ciudadana. Yo no tendría que pasar por tantos apuros si tuviera acceso a ayuda financiera. Esto afecta la vida de miles que como yo hemos pasado la vida luchando. Mi sueño es regresar a mi país, pero siendo una profesional exitosa”.