Obama está lejos de América Latina

Obama está más lejos de América Latina
Obama está lejos de América Latina
En solo días el presidente Obama se reunirá con presidentes del hemisferio sur, pero expertos no son muy optimistas.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.- Como una desilusión, califican varios analistas la relación que el gobierno de Barack Obama, ha establecido con América Latina. Una deuda que nadie pretende cobrarle al mandatario a tan sólo 10 días del comienzo de la Cumbre de las Américas, en Colombia.

Será el sexto encuentro de este tipo, en una región que no descansa. Problemas de territorialidad, el caso Cuba y la política contra el crimen organizado y el narcotráfico son algunas de las deudas pendientes.

Bajo el lema “Conectando las Américas: socios para la prosperidad”, el encuentro ofrece la oportunidad de enlazar en vivo y directo, al mandatario estadounidense con los líderes de la región.

Sin embargo, al evaluar la política de Washington hacia la región bajo del gobierno de Obama, los expertos coinciden en que la influencia del país ha disminuido. Un resultado que se asocia a varios factores.

“Naciones en la costa pacífico están cambiando su estrategia y centrado sus exportaciones en Asia. China ha reemplazado a Estados Unidos como el principal socio comercial de Brasil, por ejemplo”, explicó Riordan Roett, director del programa de estudios de América Latina de la Universidad Johns Hopkins.

“La vieja idea de un Estados Unidos intervencionista y activo, ya sea en comercio o política, no es válida ahora. Ya no es el socio más importante. También está claro que bajo la Administración Obama, el país ha cambiado su énfasis geopolítico a Asia”, agregó.

De acuerdo a Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, otra de las razones de la menor influencia, son los problemas nacionales.

“El país ha enfrentado dificultades económicas profundas que han afectado su imagen, además de su capacidad de inversión. También una política que no funciona muy bien. No se han tomado decisiones importantes para América Latina como inmigración, droga y Cuba, eso explica además, el estatus de su influencia”, comentó.

El antecesor al presidente Obama, George W. Bush, asistió a tres Cumbres de las Américas. Cuando llega el momento de comparar la gestión de ambos líderes en torno a la región, los analistas coinciden en que su imagen es muy diferente.

“No creo que la Administración Obama haya prestado menos atención a América Latina que Bush. Pero sí pienso que hay un cierto nivel de decepción ahora, porque Obama no ha aprovechado su amplia popularidad y carisma, para obtener mejores relaciones”, afirmó Christopher Sabatini, director de política del Consejo de las Américas.

“Creo que hubo una expectación excesiva en torno a su elección y de cierta forma, se ha convertido en una víctima de eso”, agregó.

“Es una paradoja. Obama es más querido en América Latina que Bush. Su política internacional y su enfoque como líder está mejor visto. Sin embargo, sobre los temas que son más importantes para los latinoamericanos como inmigración y comercio, Bush tenía un mayor compromiso, pero su estilo generó mucha reacción”, explicó Shifter.

Al mirar hacia el futuro, más que un formato de diálogo de más de 30 países, los analistas ven la correspondencia de Estados Unidos con la región, a un nivel mucho más pequeño.

“Washington necesita ser más selectivo en los temas que desarrolla con ciertos países, basado en sus intereses nacionales. Pienso que en el futuro va a ser una relación asentada en el bilateralismo o en bloques”, declaró Sabatini.

“Hay áreas claves que Estados Unidos puede desarrollar con ciertas naciones. Por ejemplo, en el caso de Brasil, en un futuro cercano, será un productor importante de petróleo y gas natural”, comentó Roett.

“Hemos aprendido que no se le puede decir a América Latina lo que tiene que hacer, cuando nosotros tenemos un déficit acá. Este es un siglo XXI mucho más realista, en que el Presidente de Estados Unidos escuchará a sus colegas”, concluyó.