Quadri sale a la conquista con soluciones concretas

Candidato a presidencia de México por Panal trata de atraer al votante joven
Quadri sale a la conquista con soluciones concretas
Gabriel Quadri, de 58 años, es ecologista y economista.
Foto: NOTIMEX

MÉXICO, D.F.- Gabriel Quadri es el chicote de la tradición política de los candidatos a la Presidencia de la República de señalar los problemas sin decir cómo resolverlos y basa su candidatura política por el Partido Nueva Alianza (Panal) en exponer soluciones sin límites ni censuras.

Desde las más polémicas como la privatización de las paraestatales Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad o el Sistema Penitenciario y la eliminación de subsidios hasta las más profundas como la urbanización del país o la revolución educativa que pasa por minimizar las figuras de caudillos empistolados.

“Los niños tienen que aprender que sus modelos y héroes son también los constructores, los empresarios y no sólo los violentos que se levantaron en armas, que mataron e incluso traicionaron, porque esos no son los roles del México moderno”, señala.

Este ecologista y economista de 58 años explaya su visión del país a este diario en entrevista desde su casa de campaña en la calle Culiacán, en la colonia Condesa, la céntrica zona bohemia de la capital mexicana.

Entre cientos de cafés y restaurantes montados sobre las banquetas, concurridos por artistas, intelectuales, políticos y jóvenes de clases medias y altas, sus oficinas son un vaivén de muchachos que se cuelan sin dificultad desde la banqueta hasta el escritorio del candidato.”Queremos atraer el voto de jóvenes, inteligentes, indecisos y quienes están hartos de los mismos políticos de siempre”.

Quadri era casi un desconocido antes de que Panal lo llevara de bandera tras la ruptura con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Verde Ecologista, fuerzas con las que buscaba una alianza rumbo a las elecciones del 1 de julio próximo.

Formado en la Universidad Iberoamericana como ingeniero civil y en Austin, Texas, como maestro y doctor en Economía nunca había contendido para un cargo público.

Fue funcionario del extinto Instituto Nacional de Ecología entre otros cargos federales e impulsó sus actuales empresas: Sigea y Enerclimas de consultoría y energía renovable.

Además es académico y escritor del tema ambientalista, admirador de hombres de negocios como Bernado Quintana, fundador de la trasnacional Ingenieros Civiles Asociados (ICA), Roberto Garza Sada, pionero del multimillonario Grupo Alfa y Weetman Pearson, constructor de los principales puertos, sistemas ferroviarios y de agua potable del país.”Son los constructores”, refiere sobre los personajes que le gustaría destacar en la historia de México, a lado o en desplazo de los tradicionales héroes.

¿Qué hace un hombre como Quadri en Nueva Alianza?

– Es el único partido que abrió las candidaturas a la ciudadanía y que se define como liberal y la oportunidad de ser su candidato es algo irrenunciable: hubiera sido cobarde no aceptar este reto.

Desde julio de 2006, Panal se constituyó como la cuarta fuerza política de México, al conseguir el 4.68% de la votación total con poco más de 1.8 de sufragios.

El reto de su actual candidato es conservar el registro con el 2% de las preferencias, aunque hasta el momento las intenciones reveladas en las encuestas lo mantienen en el 1% bajo una sombra que pesa tanto en la educación como la de los caudillos que el candidato quiere minimizar (Francisco Villa, Emiliano Zapata, Porfirio Díaz): Elba Esther Gordillo, líder del Sindicato de Trabajadores de la Educación.”Ella no tiene nada que ver con el partido”, acota sobre los rumores de posible manipulación política y financiamiento. “Es una persona a quien sólo he visto una vez para desayunar en su casa, y me parece una persona con ideas muy valiosas”.

¿Cuáles? “Las escuelas públicas de tiempo completo”, acota para volver a la vanguardia de su campaña, “la educación básica estaba diseñada para erradicar el analfabetismo, pero eso ya se acabó”.

Pretende así pasar a una segunda etapa: a formar empresarios desde las aulas para que los estudiantes no salgan de las universidades a buscar empleo, sino a generarlo, un exitoso modelo que sigue hace décadas el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Quadri pretende ser un hombre pragmático en sus propuestas y como nativo de una de la urbes más grandes y complejas del mundo (DF) su apuesta es por la ciudades. “Promovamos la migración del campo hacia donde hay mejores condiciones de vida, pero con orden y dignidad, con servicios para que habiten, no en los suburbios marginados que incuban la delincuencia”.

Para lograrlo crearía una gran Secretaría de Ciudades con Desarrollo Urbano y Vivienda y desaparecería los programas de créditos hipotecarios sociales que “han propiciado el caos urbano”.

Quadri considera que el crecimiento desordenado es uno de los focos rojos ambientales junto con la deforestación, la pesca y los subsidios al agua y apuesta por la reurbanización, al final de cuentas, tiene una familia citadina que trabaja en armonía.

Uno de sus tres hijos le lleva la campaña y su mujer es una arquitecta que desde el gobierno del Distrito Federal ha restaurado las plazas públicas más importantes como el monumento a la Revolución, el Centro Histórico, donde se encuentra la concurrida calle peatonal Madero entre mármoles, iglesias y comercios.