Siéntete orgullosa de tus crespos

Es muy común que las mujeres latinas recurran a las planchas, secadores, químicos para desrizar y otros métodos, en el intento de cambiar la textura natural de sus cabellos.
Siéntete orgullosa de tus crespos
La brasileña Ana Paula no solo se encarga de embellecer los crespos de las neoyorquinas, sino que está feliz con los suyos.
Foto: Gerardo Romo

Nueva York -¡No sé qué hacer con él!, ¡No me gusta!, ¡Lo quiero alisado! Son algunas de las expresiones que con frecuencia escuchamos en los salones de belleza, y en muchos otros lugares, de aquellas a quienes la madre naturaleza dotó con un cabello rizado o crespo.

Es muy común que las mujeres latinas recurran a las planchas, secadores, químicos para desrizar y otros métodos, en el intento de cambiar la textura natural de sus cabellos. La obsesión en algunas de tener el pelo liso, las lleva a usar productos y tratamientos que en lugar de mejorar sus cabelleras, las daña, a veces de manera irreparable.

“Las latinas, al igual que muchas otras mujeres, no aceptan su cabello rizado. Tienes que aceptarlo, porque no lo puedes cambiar, simplemente trata de aprender a tener una buena relación con él”, comenzó diciendo Ana Paula Cota, estilista del Salón de Belleza Devachan, una cadena de peluquerías especializadas en el cuidado del cabello crespo.

Cota conversó con nosotros para darnos todos esos trucos que, a nivel internacional, le han creado un nombre y reputación a Devachan y a su creadora, la llamada “Original Curly Girl”, Lorraine Massey.

-Hay muchos mitos. El principal es que las mujeres con cabello crespo no pueden usar flequillo (pollina, cerquillo, capul), y que no deben cortarse el cabello en capas. Por el contrario, las capas son casi obligatorias en el cabello crespo para poder darle buena forma.

Además, yo tengo muchas clientas de cabello crespo con flequillo muy corto, y aunque sé que no es un estilo para todo el mundo, es una opción.

Otro mito es que el cabello ondulado no es lo suficientemente profesional. Muchas mujeres me dicen ‘uso el cabello alisado porque trabajo en el área corporativa’, y siempre les digo que Sonia Sotomayor (Jueza de la Corte Suprema) es nuestra clienta, y no creo que haya mejor ejemplo de mujer en una posición de poder que ella.

Usar cualquier champú es el primero. La gente dice que tienen que limpiarse el cabello, pero yo siempre le pongo el ejemplo de la piel: nunca ponemos jabones fuertes en nuestras caras, eso mismo deberíamos aplicar para nuestro cuero cabelludo.

Yo no he usado champú regular por 15 años y soy muy activa. No se necesita jabón para limpiar el cabello.

Otro error es el uso de productos con silicona y aceites. Este tipo de tratamientos no penetran en el cabello y crean una capa grasosa no humectante. Todo lo que son silicones o productos “frizz control”, son muy sintéticos y hay que eliminarlos. Los mejores productos son los hidratantes con base de agua, como las cremas y los acondicionadores.

Otra cosa es que las mujeres tienden a ponerse una cantidad demasiado grande de productos para amoldar o estilizar. La idea es que se note el producto.

Y por último, algo que sigo viendo entre las mujeres latinas es el peinado de los 80’s, ese de cabello ondulado y flequillo liso. Es como si dijeran, ‘quiero el pelo liso pero estoy tratando de aceptar los rulos’. Hay que abandonarlo.

Como dije antes, lo primero que hay que hacer es eliminar el champú. Existen productos sin sulfato y detergentes que limpian nuestro cabello sin dañarlo. Después del lavado, es importante usar acondicionadores que se disuelvan con agua, sin silicón ni plásticos. Y finalmente un gel en crema, que se adecue al tipo de onda que tienes.

También es importante escoger a un estilista que sepa realmente trabajar la textura natural de tu cabello. Alguien que no lo trate de la misma manera que trata al cabello de cualquier otra persona, porque en efecto el rizado es un tipo de pelo único.

La humedad afecta si el cabello está deshidratado. Si el pelo no tiene los productos necesarios, va a buscar esa hidratación en el aire. Otra vez, la clave es no usar champú y colocar bastante acondicionador. Hay que mantenerlo humectado y mojado en los días con alta humedad.

No creo en un corte de cabello específico, lo que si recomiendo a todas es el corte en capas, especialmente para las que tienen el cabello reseco. Lo importante es personalizar el tipo de corte de pelo, hacer capas alrededor de la cara y en la parte de atrás, con algunas largas y otras cortas.

La mejor y menos dañina forma de alisar el cabello de manera temporal (no estoy de acuerdo en alisarlo a menudo) es la técnica latina antigua, la que mi tía y mi abuela usaban, el rollete (wrap). Ellas se mojaban el cabello y lo estiraban alrededor de la cabeza y lo dejaban secar.

Segundo, los rolos. Es menos dañino que el secador directo o las planchas, porque no hay ninguna plancha buena, por más que lo digan. Si la plancha quema tu piel, lo mismo le hace al cabello

Pintar el cabello crespo tiene que hacerse con un especialista. Nosotros lo pintamos seco.

Hacemos los “highlights” uno por uno, en cada crespo. El cabello ondulado tiene un movimiento impredecible, y al pintarlo con la técnica del papel aluminio, es como bailar a otro ritmo. La pintura va para un lado y el rulo para otro.

El pelo rizado es más sexy de lo que creemos. Es ‘super hot’ y a las que dicen que no está “in”, les digo que quizás creen eso porque no han aprendido a manejarlo.

¡Aprende con este video !