Una marca mundial en el ciclismo

MELBOURNE, Australia/AP – Con una arremetida sensacional, el británico Chris Hoy superó ayer a tres rivales para ganar el título de keirin en la jornada final del campeonato mundial de ciclismo en pista.

Poco antes, la australiana Anna Meares estableció un récord mundial para recuperar el título en 500 metros contrarreloj y contribuir a que la nación anfitriona terminara el torneo de cinco días al tope de la lista de medallas. Este resultado constituye también un estímulo para encarar las inminentes olimpíadas.

Bélgica se impuso en la prueba final del certamen, el madison masculino, y la plata y el bronce fueron respectivamente para Gran Bretaña y Australia.

Faltando menos de un cuarto de vuelta, Hoy superó a su compatriota Jason Kenny y pasó como una exhalación entre los líderes Max Levy, de Alemania, y Simon van Velthooven, de Nueva Zelanda, para ganar por centímetros la medalla de oro.

En cuanto traspuso la meta levantó el puño al aire y después se trepó a la barrera para celebrar con su esposa Sara.