Caen varios “iBobos” comprando iPhones piratas

En las calles de El Bronx se venden estos aparatos como pan caliente

Guía de Regalos

Caen varios “iBobos” comprando iPhones piratas
Imágenes de los teléfonos iPhone falsos comprados por dos personas que 'se tragaron el cuento'.
Foto: Zaira Cortes / EDLP

Bronx – Conseguir un iPhone barato puede salir caro si lo compra a vendedores inescrupulosos que los ofrecen a precios de risa.

En las calles de Fordham, basta con acercarse a algunos buhoneros del área para escuchar la tentadora oferta.

William (nombre ficticio), uno de varios vendedores de fundas para celular en la Avenida Valentine, no pierde tiempo para proponer el ‘deal’ a potenciales compradores y sin chistar promete que puede conseguir iPhones por $150.

Ante la curiosidad de un comprador, William, con cierta discreción, se apresura a sacar de una maleta negra un flamante iPhone.

“Yo te puedo conseguir uno igual, pero tienes que asegurarme que lo vas a comprar”, apuntó.

Pero una cosa es igual y otra lo mismo. Los dispositivos pueden ser robados y por ende susceptibles a ser desactivados remotamente por sus verdaderos dueños; defectuosos; o sencillamente falsos.

Hace unos días, los mexicanos Andrés Bustamante y Miguel Calles (primer nombre ficticio) caminaban hacia su casa en El Bronx tras una jornada de trabajo en Westchester cuando fueron abordados en las inmediaciones de la estación del MetroNorth de Fordham por un par de hombres de unos 35 años, que les ofrecieron iPhones por $200.

“Nos dijeron que trabajaban para una empresa y que un pedido de electrónicos trajo mercancía demás, y que la estaban vendiendo para ganar un dinero extra”, apuntó Miguel.

Los trabajadores de la construcción dijeron que los vendedores vestían “elegantemente y tenían joyas”.

“Nos tragamos el cuento de que eran empresarios porque se veían distinguidos. Los dos eran latinos y confiamos en ellos”, comentó.

La pareja explicó que los vendedores les mostraron un iPhone original para convencerlos. Después de negociar, cada uno compró el dispositivo por $100.

“Sacaron de la cajuela de un auto de lujo las cajas de los iPhones. Ellos tenían más de 20 listas para venderse. Nos dijeron que llamáramos a nuestros amigos”, subrayó Andrés.

Los trabajadores dijeron que su entusiasmo por la “ganga” se convirtió en decepción al descubrir que los electrónicos eran falsos.

“Comparé el aparato con mi iPhone original y noté que era mucho más ligero, además de que los botones no funcionaron al presionarlos”.

Miguel Calles, de 25 años, lamentó haber perdido el pago de un día de trabajo en “basura”.

Vender pirata es delito

En febrero, la Policía allanó una tienda de electrónicos ubicada en la Novena Avenida y la calle 39, en Manhattan. Las autoridades descubrieron 436 iPhones, 21 iPads y 128 iPods, entre otras piezas “piratas” con valor de $1 millón.

La Policía indicó que preocupa la proliferación de falsos dispositivos y que se investiga al respecto.

El Departamento del Consumidor, DCA, pidió a los usuarios no dejarse influenciar por vendedores no autorizados. Aconsejó comprar los dispositivos en tiendas Apple o establecimientos autorizados, solicitar un recibo de compra y preguntar por la garantía del artefacto.