Salvar el planeta de vestido en vestido

Cada vez son más los diseñadores latinos que realizan sus creaciones de manera sostenible y ecológica. Hablamos con tres

Salvar el planeta de vestido en vestido
Foto: thinkstock

Nueva York-Con cada temporada nos llegan las ganas de actualizar nuestro closet, desechar lo viejo y comprar piezas de ropa que se ajusten a las nuevas tendencias. Lamentablemente una costumbre tan común en muchas personas está haciéndole un daño tremendo al planeta, aseguran los seguidores de la llamada ecomoda.

“Tenemos que tomar conciencia sobre la manera de comprar ropa. Cada año son millones las toneladas de textiles que van a parar a los vertederos de basura, materiales muy dañinos para el medio ambiente”, explicó Gina Constanza, estilista de moda y fundadora de ‘Eco-moda en el Parque’, evento dedicado a mostrar las creaciones ecológicas de diseñadores locales.

La ecomoda o moda ecológica es la tendencia entre los diseñadores de crear sus piezas en base a materiales orgánicos y fibras naturales, muchas veces reciclados, que no contengan nada sintético ni químico. El diseñador ‘eco-friendly’ además es aquel que produce sus colecciones de manera local o artesanal, que trata de no desperdiciar materiales y que es consciente del trato que se le da a los trabajadores de la industria de la moda.

También son parte de este movimiento mundial todas aquellas personas que se preocupan por el tipo de ropa que compran y por la manera como la usan y la desechan.

“Ecomoda es saber que materiales usar; preferir telas orgánicas, como el algodón, la fibra de cáñamo (hemp), la seda y la lana, sobre las sintéticas; reciclar la ropa y ser consciente del medio ambiente a la hora de comprar, adquiriendo prendas duraderas aunque sean más costosas”, señala Constanza. “Si vas a votar algo, se creativo, reinventa con piezas que ya tienes, por ejemplo si se te rompió una blusa, has un accesorio con la tela”.

Cada vez hay más diseñadores que han ganado popularidad al usar materiales poco convencionales, que antes iban a la basura, para confeccionar buenos diseños. Envases de plástico están siendo convertidos en carteras, bolsos o correas; retazos de diferentes telas forman parte de lujosos vestidos de novia; y vidrios y metales son usados para confeccionar todo tipo de accesorios.

La tendencia ha tomado tanta relevancia que a pesar de haber sido iniciada por pequeños diseñadores, hoy en día son muchas las grandes marcas (H&M, Levis, Nike) y diseñadores famosos (Armani, Nick Graham, Dolce&Gabbana) que han añadido a sus colecciones una línea ecológica. Pero realmente el compromiso sigue estando en manos de los pequeños productores.

“Tiendas como H&M están siendo más eco-friendly, pero realmente es muy difícil llamar ecologistas a quienes producen de manera masiva. Lo hacen porque se sienten obligados, pero no están realmente comprometidos”, asegura Constanza, quien comenzó hace más de tres años a promocionar y apoyar a ecodiseñadores locales. “Lo hice por mis dos niñas, al ver lo que está pasando con el planeta. Quise hacer una diferencia con lo que yo hago y conozco, con el fashion”.

Los ‘ecofashionistas’ esperan que cada vez más personas se unan al movimiento que básicamente busca volver al pasado, no solo usando los pantalones campanas de los 60’s o los colores fluorescentes de los 80’s, sino evitando el derroche y el consumismo, promoviendo el uso controlado de los elementos de la naturaleza y apoyando el proceso de producción local.