La nueva economía que hay que practicar

Los retos en la economía han transformado, para bien, muchas de nuestras costumbres financieras

Guía de Regalos

La nueva economía que hay que practicar
Estamos actuando con más calma respecto al dinero y tomando decisiones mejor fundamentadas que antes.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion

Luego de haber visto hace dos años la caída del mercado bursátil, del nivel de empleo, de las hipotecas y los bancos, a veces pensamos con pesimismo en nuestro retiro, la educación de los hijos y nuestra calidad de vida en general. Pero precisamente esos enormes retos en la economía han transformado, para bien, muchas de nuestras costumbres financieras y nuestro papel de consumidores por excelencia.

Aunque a veces resulte difícil ponerlo en práctica, estamos actuando con más calma respecto al dinero y tomando decisiones mejor fundamentadas que antes, trátese de necesidades cotidianas del hogar o de inversiones a largo plazo. Desde hace ya algún tiempo, casi sin darnos cuenta, somos protagonistas en nuestra vida diaria o en nuestros pequeños negocios de una nueva economía en la que el valor del ahorro y la ausencia de gastos excesivos ocupan ahora un primordial.

Las estadísticas dicen que las cantidades en las cuentas de ahorro de la población en general han crecido notablemente, y nueva actitud de control de costos, gastos más conscientes y vivir dentro de los medios pudiera llegar a revolucionar dramáticamente nuestro estilo de vida. Según la revista Time, “últimamente ha cambiado la forma de cómo vivimos, aquello que valoramos y lo que esperamos de la vida después que la economía se recupere”.

Ahora que más personas mantienen un estricto presupuesto, tanto personal como de negocios, y aprenden a distinguir entre lo que es vital y lo que es prescindible, la pregunta que muchos se hacen es “¿Nos habremos acostumbrado para siempre a vivir más modestamente y con menos cosas materiales?”.

ESTRATEGIAS PRÁCTICAS PARA AHORRAR Y CONSERVAR TUS INGRESOS.

AUMENTA TUS RESERVAS – Ten ahorrado el equivalente a tres meses de gastos familiares (el ideal sería que tuvieras recursos de emergencia para un año).

CUIDA TU EMPLEO – Recuerda que es tu principal entrada de ingreso.

CONDUCE MÁS DESPACIO – Por cada 10 millas/hora que conduces sobre los 60 kms, el costo de un galón de gasolina sube 54 centavos.

NO ACTÚES CON PÁNICO – Si no necesitas dinero con urgencia, no vendas tus bonos, acciones o fondos mutuos.

BUSCA LA INVERSIÓN CORRECTA. PROTEGE TU RETIRO – Los retirados o muy cerca de serlo no deben arriesgar su dinero y deberían guardarlo en cuentas e inversiones más seguras.

Busca estrategias prácticas para ahorrar por todos lados.

AUMENTA TUS RESERVAS – Ten ahorrado el equivalente a tres meses de gastos familiares (el ideal sería que tuvieras recursos de emergencia para un año).

CUIDA TU EMPLEO – Recuerda que el momento es de eficiencia y seriedad.

CONDUCE MÁS DESPACIO – Por cada 10 millas por hora que conduces sobre los 60 kilómetros, el costo de un galón de gasolina sube 54 centavos.

NO ACTÚES CON PÁNICO – Si no necesitas dinero con urgencia, no vendas tus bonos, acciones o fondos mutuos; recuerda que, al final, la Bolsa siempre sube a largo plazo.

BUSCA LA INVERSIÓN CORRECTA – Si puedes invertir sin gastar tu fondo de emergencia, considera los bonos TIPS, garantizados contra la inflación. Invierte en cosas que están subiendo de precio (metales, petróleo o precios futuros de alimentos), pero considera que esos sectores también implican más volatilidad y riesgos.

PROTEGE TU RETIRO – Los retirados o muy cerca de serlo no deben arriesgar su dinero y deberían guardarlo en cuentas e inversiones más seguras.