Burdel ambulante entre la Séptima y Octava avenida

Vecinos reclaman auxilio a las autoridades
Sigue a El Diario NY en Facebook
Burdel ambulante entre la Séptima y Octava avenida
Según denuncian sus residentes, la zona se ha convertido en un burdel ambulante, donde los clientes utilizan sus propios vehículos para tener sexo con prostitutas durante los fines de semana.
Foto: Archivo / La Opinión

Nueva York- En las calles de Midtown, Manhattan, los condones están tirados por todos lados, mientras que los espacios para estacionamiento siempre están ocupados y no porque los residentes del área estén celebrando una fiesta.

Más bien, la zona se ha convertido en un burdel ambulante, donde, según denuncian sus residentes, los clientes utilizan sus propios vehículos para tener sexo con prostitutas durante los fines de semana.

La denuncia de los vecinos de la calle 30 entre la Séptima y la Octava avenida resulta aún más alarmante considerando que algunos de éstos pagan hasta $9,500 de renta mensuales.

En vista de lo anterior, los residentes están solicitando apoyo a través de la Junta comunitaria número 5 para que se prohíba el estacionamiento en la zona durante las noches, ya que el problema se ha incrementado.

La solicitud aún está bajo la consideración del Departamento de Transportación.

“Aquí hay todo tipo de problemas,ruidos, violencia, actividad sexual y drogas”, indicó al New York Post Raju Mann, presidente del Comité de Transportación de CB5 sobre la situación.

“Tenemos que llamar a los policías todo el tiempo por problemas de droga, sexo,estacionamientos, vehículos tocando bocina y el tráfico paralizado”, manifestó, por su parte, Richard Schwartz, residente del área desde hace varios años.

Según los residentes, la presencia de negocios de venta de licor agrava el problema.