El Barça se queda corto

El Barça se queda corto
Fernando Torres, de Chelsea, se apresta a anotar ayer el gol decisivo.
Foto: AP / Manu Fernandes

BARCELONA – Chelsea culminó su revancha más dulce ayer al empatar 2-2 con el Barcelona y avanzar a la final de la Liga de Campeones.

El equipo inglés sentenció la eliminatoria con marcador global de 3-2, luego de su triunfo 1-0 la semana pasada en su feudo en Londres.

Un gran gol del brasileño Ramires al filo del descanso, cuando Chelsea ya jugaba en inferioridad numérica por la expulsión de John Terry, significó el punto de inflexión de un partido que el Barsa ganaba 2-0 con tantos de Sergio Busquets y Andrés Iniesta.

Tras resistir -y defender- con diez hombres toda la segunda mitad, el Chelsea niveló en los descuentos por vía de Fernando Torres y volverá a luchar por el título continental tras la final perdida en 2008 frente a Manchester United.

El Barcelona, campeón defensor que eliminó al Chelsea en las semifinales de 2009 con un empate agónico en Stamford Bridge, vio así frustrado su propósito de repetir la corona, gesta que logró por última vez el Milan en 1990.

“No siempre el favorito, el mejor equipo, es el que gana”, reconoció Torres. “Sabemos que esto era lo que había que hacer contra el Barcelona. Muchas veces no es lo más bonito, pero son nuestras armas”.

“Para ellos (los jugadores de Chelsea que estaban en 2009) seguro que es una manera de desquitarse”, agregó el ex delantero del Atlético de Madrid.

El cuadro “blue” no ha perdido en sus últimos seis cruces con el Barsa y se benefició de otra mala noche del astro Lionel Messi, que falló un penal. El argentino, máximo goleador europeo con 14 dianas que igualan el récord del italobrasileño José Altafini (1963), sigue sin macarle un gol al Chelsea.

El otro finalista de la cita del 19 de mayo en Munich se decidirá hoy tras el cotejo entre el Real Madrid y el Bayern Munich en la capital española. El club bávaro afronta el partido de vuelta con un resultado favorable de 2-1.

Chelsea posiblemente tendrá que ganar la final para disputar la próxima Champions, ya que marcha lejos de los cuatro primeros puestos en la liga Premier que otorgan boletos al torneo.

“Al final, de una mala temporada puede salir una temporada memorable”, apuntó Torres.

El partido lo planteó el Chelsea como un ejercicio de resistencia, juntando hasta nueve hombre en su área y cercando a Messi, foco de atención por el centro e insistente en la búsqueda de pases interiores.

El zaguero del Barcelona, Gerard Piqué, fue llevado al hospital tras sufrir una conmoción cerebral al recibir un fuerte golpe en la cabeza ayer durante el partido contra Chelsea por las semifinales de la Liga de Campeones.

Piqué quedó tendido en el suelo al chocar con el portero del Barsa, Víctor Valdés, cuando ambos disputaban un balón con el delantero del club inglés, Didier Drogba.

Valdés saltó para despejar la pelota con los puños, y le pegó con la cadera al rostro de Piqué, quien quedó tendido en el césped durante varios minutos. El central se recuperó y volvió a jugar brevemente, pero fue reemplazado por Dani Alves.

El Barsa informó en Twitter que Piqué fue trasladado a un hospital “para hacerle más pruebas. El jugador sufría una pequeña conmoción”.