Caen dominicanos buscados por EE.UU.

Argely Moisés y Kelvin Bretón Blanco, originarios de Moca fueron detenidos por las autoridades dominicanas.
Argely Moisés y Kelvin Bretón Blanco, originarios de Moca fueron detenidos por las autoridades dominicanas.
Foto: fotos edlp

Santo Domingo – Las autoridades apresaron a dos hermanos a los que definieron como “peligrosos”, pedidos en extradición por Estados Unidos para juzgarlos por al menos 12 cargos, junto a otros dominicanos acusados de integrar una supuesta red de distribuidores de heroína, cocaína y metanfetaminas que operaba en Nueva York y otras ciudades cercanas.

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) identificó a los detenidos como Argely Moisés y Kelvin Bretón Blanco, oriundos de Moca (noroeste). Ambos fueron arrestados en la comunidad Monte La Jagua, donde hacían vida normal, en cumplimiento a una sentencia dictada por la Suprema Corte de Justicia el 26 de octubre de 2011.

Los hermanos Bretón Blanco, de acuerdo a la DNCD, fueron parte importante de una banda que operó entre enero de 2001 y octubre de 2007 en el Distrito Este de Nueva York y zonas vecinas. En sus actividades ilícitas estaban involucrados además Ricardo Almonte Bernabel, José Cruz Cruz (El Socio) y Jeremy García López (El Gordo y/o JJ).

El vocero de la DNCD, Roberto Lebrón Jiménez, explicó que los hermanos pedidos en extradición son conocidos como “El Artista” y “El Perrero”. Indicó que ambos se habrían asociado a Emilio Lara Delancer (El Disparate) y a Enmanuel Polanco Rodríguez (Manuel) para distribuir cantidades diversas de drogas hasta que autoridades federales de Estados Unidos arrestaron una parte de los miembros de la organización.

“Esos individuos, considerados peligrosos, se confabularon para importar esos tipos de sustancias controladas, asociación delictuosa detectada por los organismos competentes y por eso serán enjuiciados por la instancia correspondiente”, dijo Lebrón Jiménez.

Informó que los detenidos serán enviados ante la procuradora adjunta Gisela Cueto para presentarlos ante la Cámara Penal de la Suprema Corte, tribunal que determinará si procede ordenar su entrega a Estados Unidos.

“Este grupo importaba cocaína y heroína a Estados Unidos, procedente de lugares diversos, por lo que fueron vigilados hasta ser desmantelada la organización”, dijo.