Eduardo Núnez en estreno de posición

El valioso 'utility', por lo regular jugador del cuadro, debuta como guardabosques

Eduardo Núnez en estreno de posición
El dominicano Eduardo Núnez -aquí como custodio de la intermedia, frente al corredor de los Angelinos Alberto Callaspo- patrullará por el momento el bosque izquierdo de los Yankees debido a la lesión sufrida por Brett Gardner.
Foto: AP / Mark J. Terrill

NUEVA YORK – Durante la mayor parte de su carrera, especialmente con la organización de los Yankees, Eduardo Núnez ha sido pieza clave en el campo corto. Su forma de jugar como ‘utility’ en cualquier posición del cuadro también ha impresionado tanto que el equipo grande lo tiene como uno de sus tesoros más preciados en este aspecto.

Sin embargo, en sus dos últimas temporadas con el conjunto de El Bronx, Núnez ha exhibido más sus habilidades en el campo corto – donde no puede haber cabida como jugador regular para él mientras permanezca en la organización Derek Jeter, el capitán del club, considerado como uno de los mejores jugadores de los últimos tiempos en las Grandes Ligas.

Ayer, Núñez fue colocado por primera vez en el bosque izquierdo, en sustitución del lesionado Brett Gardner, fuera de acción desde el 19 de abril, con una lesión en su codo derecho.

Es decir, que Núñez defendió por primera vez una posición en los bosques como abridor, desde que se uniera a la organización de El Bronx.

“Creo que Núnez haría un gran trabajo en los bosques”, dijo ayer Joe Girardi, manager de los Yankees. “Su habilidad, destreza y el bateo fino a que nos tiene acostumbrado, hay que apovecharlos en cualquier posición”.

“Es más”, exclamó Girardi, “creo que él (Núñez) nos daría muchas buenas nuevas en los jardines, porque también ha exhibido buen brazo y se mueve bien en todos los lados”.

Por su lado, Núñez, quien se ha llevado los galardones de la organización de los Yankees defendiendo el campo corto desde las ligas menores, fue reservado al hablar de su nueva posición que estrenó ayer en el juego contra Baltimore.

“Es un honor que crean que puedo hacerlo bien en otras posiciones, que no sea el cuadro interior”, dijo Eduardo, de 24 años de edad. “Trataré de hacer buen trabajo, aunque esto es nuevo para mí, aquí”.

Núñez dijo que tanto Raúl Ibáñez como Andruw Jones, ambos veteranos en los jardines, le han ayudado a adaptarse a su nuevo trabajo.

“Desde que me hablaron de la posibilidad de jugar como jardinero, Ibáñez y Jones se pusieron a mi disposición para ayudarme”, comentó el jugador, nativo de Azua, al sur de Santo Domingo, República Dominicana.

Núñez, quien actualmente batea para .345 en los 12 juegos que ha participado, conectando 10 incogibles en 29 oportunidades, antes del primer juego contra los Orioles anoche en El Bronx, estuvo practicando al lado de Gardner, quien le ha estado enseñando algunos secretos del bosque izquierdo.

“No puedo ocultar que hay nervios, pero sí le digo que estoy preparado para este nuevo reto”, comentó Eduardo ante un grupo de reporteros.

Girardi sonrió, pero no titubeó a la pregunta de que si no era prematuro colocar a Núñez como iniciador en una posición que no había defendido en las mayores.

“Veremos, confío en él”, exclamó.

¿Para qué no hacerlo ahora con tiempo?, respondió el piloto de los Yankees.

Al parecer, con la sorpresa de ayer para Núñez, puede haber nacido en él un nuevo guardabosque en los predios del Yankee Stadium.