Iván Nova no pudo frenar a los Orioles

Iván Nova no pudo frenar a los Orioles
El derecho Jake Arrieta silenció durante ocho entradas a la artillería de los Yankees y condujo a los Orioles de Baltimore a una sólida victoria de 5-0.
Foto: Kathy Willens / ap

NUEVA YORK – Matt Wieters y Nick Markakis conectaron sendos batazos de cuatro esquinas, encabezando la artillería pesada de 12 imparables, nueve de ellos contra el lanzador Iván Nova, para que los Orioles de Baltimore vencieran anoche por blanqueada de 5-0 a los Yankees, llevánse la serie 2-1 ante 49,360 parroquianos, en el parque de El Bronx.

El serpentinero Jake Arrieta (2-2) dominó los bates yankees en ocho entradas, donde sólo le conectaron cinco incogibles. El derecho además ponchó a nueve con 110 lanzamientos (76 strikes), para llevarse el triunfo.

Robert Andino también apoyó la ofensiva foránea bateando de 3-3 con una carrera empujada y una base por bolas.

Por otro lado, el quisqueyano Nova (3-1), quien de esa forma vio rota su cadena de 15 juegos ganados consecutivos, en 6-1 actos permitió cuatro carreras limpias, además de los jonrones de Wieters y Markakis, respectivamente. Dio cuatro bases por bolas y ponchó a tres con 114 lanzamientos (64 strikes).

Alex Rodríguez ligó dos de los cinco hits locales.

Los Orioles inauguraron la pizarra 1-0 en el cuarto inning, producto del séptimo jonrón de la temporada por Wieters a los bleachers del bosque derecho, abriendo la tanda.

Ampliaron la ventaja 2-0 en el sexto. Chris Davis recibió boleto gratis a primera, se fue a la intermedia con wild pitch y llegó a la goma tras sencillo de Andino.

Baltimore volvió a la carga en la parte alta del séptimo y con el vuelacerca de Markakis, su cuarto del año, así como doblete de Wieters a la pared del bosque central con Adam Jones anclado con bolazo, anotando tres más y pusieron la pizarra 5-0.

El antesalista Eric Chávez tuvo que ser sacado en hombros mientras bateaba en la parte baja de la quinta entrada, al sentir un malestar, luego de dos strikes. En su lugar salió a batear Eduardo Núnez, quien fue colocado en el tercer cojín en la siguiente entrada.

Los Yankees partieron para Kansas City, donde desde hoy comienzan larga serie de cuatro juegos contra los Royals.

Por los Yankees lanza hoy (8:10 p.m.), David Phelps (0-0, 3.57) contra Dany Duffy (1-2, 3.63).

El viernes (8:10 p.m.), CC Sabathia (0-3, 4.23) está señalado para el segundo contra Bruce Chen (0-3, 4.23).

El sábado (7:10 p.m.) vuelve Hiroki Kuroda (2-3, 3.69); mientras que Phil Hughes (1-4, 4.48), va a lomita otra vez el domingo por Nueva York.

Un jugador que sabe a qué vino a los Yankees es el veterano Raúl Ibáñez, quien en sus más de 14 temporadas en las Grandes Ligas, la mayoría del tiempo ha sido jugador regular.

“No importa el rol que me toque. Me preparo día a día a día para el reto, que es lo más importante para un atleta”, dijo ayer el nuevo utítiliy y bateador designado de los Yankees.

Raúl llegó a las Grandes Ligas a jugar con los Marineros de Seattle en 1996, equipo que lo seleccionó en el draft de 1992. Allí permaneció hasta la temporada del 2000, para luego jugar por tres campañas en Kansas City.

“No me descuido en nada. Sea como suplente o regular, estoy listo para la acción y aquí, con los Yankees, estoy a gusto como me utilizan, porque es como si estuviera a diario en la alineación”, consideró el jugador de 39 años de edad, descendiente de cubanos. Como nativo de El Bronx, Raúl siempre le gustó los Yankees y desde el principio como jugador, deseó estar en este equipo, lo que se cumple en estos momentos.

“Los Yankees es la orgnización deportiva más prestigiosa y conocida. Pertenecer a este club es un privilegio, lo que me enorgullece aún más”, comentó Ibáñez, quien volvió a jugar con Seattle en 2005 hasta el 2008, para pasar después a Filadelfia en 2010, hasta el año pasado, participando en la Serie Mundial contra los Yankees en 2009.

constantino.viloria@eldiariony.com

?>