Más castigos por programa de recompensas

Más castigos por  programa de recompensas
Desde la izquierda, Jonathan Vilma, Anthony Hargrove, Will Smith y Scott Fujita.
Foto: AP

Redacción Deportes/EFE – La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) dio a conocer ayer la suspensión a cuatro jugadores que participaron en el programa ilegal de recompensas de los Saints de Nueva Orleans.

El más afectado ha sido Jonathan Vilma, de los Saints de Nueva Orleans, que no podrá jugar la temporada completa del 2012.

Los otros tres jugadores que han recibido suspensión son el defensivo Anthony Hargrove, de los Packers de Green Bay, que se perderá ocho partidos; el ala defensiva Will Smith, de los Saints, que estará ausente cuatro juegos, y el ‘linebacker’ Scott Fujita, de los Browns de Cleveland, que no podrá pisar los campos en tres encuentros.

Todas las suspensiones implican que los jugadores no podrán recibir ningún tipo de compensación salarial, aunque cuentan con el derecho de apelar la decisión dentro del plazo de tres días.

El comisionado de la NFL, Roger Goodell, escucharía sus apelaciones, pero no se espera que vayan a tener éxito, dada la gravedad del asunto y el escándalo que se ha generado dentro de la NFL por el ilegal y polémico programa de recompensas.

“Ningún programa de recompensas puede existir sin la participación activa de los jugadores”, declaró Goodell en un comunicado de la liga anunciando las sanciones.

“La evidencia claramente demostró que los jugadores que hoy están rindiendo cuentas, voluntaria y de forma entusiasta adoptaron el programa de recompensas. Los jugadores recibían la gran mayoría del dinero de este programa y comparten la responsabilidad de competir bajo las reglas y protegerse unos a otros dentro de esas reglas”, destacó Goodell.

Sin embargo, los profesionales suspendidos pueden participar en las actividades de temporada baja y pretemporada de sus equipos para no perder la forma física.

Según versiones, los cuatro jugadores apelarán el castigo. Fuentes aseguran que la NFL se alista para una batalla legal en múltiples frentes respecto de este asunto.

Aparentemente, los Saints se habían estado preparando para la pérdida de Vilma, reforzando su cuerpo de ‘linebackers’ con agentes libres.

Curtis Lofton y David Hawthorne estuvieron entre los jugadores contratados por el equipo esta temporada baja.

Una investigación de la NFL encontró que, de 2009 a 2011, los entrenadores y jugadores de los Saints establecieron un sistema de recompensas, que pagaba bonificaciones indebidas en dinero efectivo por golpes con el objetivo de sacar a los jugadores rivales de los partidos.

La NFL informó que en el mismo participaron hasta 27 jugadores de los Saints.

Goodell ya suspendió por toda la temporada de 2012 al entrenador en jefe de los Saints, Sean Payton, y multó al equipo con 500,000 dólares.

El excoordinador defensivo de los Saints, Gregg Williams, está suspendido indefinidamente; el gerente general, Mickey Loomis, comenzará con su suspensión de ocho partidos después de la pretemporada y, al mismo tiempo, el entrenador en jefe interino, Joe Vitt, comienza su sanción de seis encuentros.

El castigo de Payton comenzó el 16 de abril y se extenderá hasta el Super Bowl 2013, el cual se jugará en Nueva Orleans. Durante el año de suspensión, Payton no podrá tener siquiera una conversación casual, ajena al football, con cualquier equipo de la NFL sin al menos notificar de ésta a la oficina de la liga.