Caso Espada: se calma jurado pero no hay veredicto

Las controversias se centraron fundamentalmente en el uso personal y de negocios de la tarjeta de crédito de la organización
Caso Espada: se calma jurado pero no hay veredicto
Pedro Espada Jr.
Foto: Archivo EDLP

Brooklyn – Aunque un poco más calmados, el jurado siguió sin poder alcanzar un veredicto en su séptimo día de deliberaciones en el caso que se sigue contra el ex senador Pedro Espada Jr. y su hijo Pedro G. Espada.

“Hay un cambio, mientras que en días anteriores había un jurado que quería irse, ahora están trabajando duro y no hemos oído nada”, dijo ayer el juez Frederick Block refiriéndose a los gritos e insultos que ocasionaron varias notas del jurado. Estas le llevaron a convocarles para que siguieran sus deliberaciones sin gritos ni insultos.

Tres notas salieron ayer de la sala deliberaciones pidiendo: el contrato corporativo de Soundview de 1978; el testimonio de Edwin Miranda, jefe de los trabajadores de limpieza de Soundview, cuyo salario era pagado por Community Expansion Development Corporation (CEDC) la empresa de limpieza propiedad de Espada y la solicitud para finalizar el día de deliberaciones a las 4:00 pm porque un jurado no se sentía bien, debido a las condiciones meteorológicas.

Los Espada están acusados de supuestamente robar defraudar, malversar y conspirar para ello utilizando para beneficio personal fondos de su organización sin ánimo de lucro Soundview Health Network.

Sin embargo, la defensa alega que si bien lo que Espada hacia era inusual eso no lo hacía ilegal y estaba validado y autorizado por su contrato de trabajo, documentos y decisiones de la Junta Directiva de la organización reflejadas en las minutas.

Las controversias se centraron fundamentalmente en el uso personal y de negocios de la tarjeta de crédito de la organización que el departamento financiero codificaba de acuerdo a su uso, el per diem diario, el contrato de limpieza de Soundview otorgado a CEDC y el cobro de subalquileres de espacios de Soundview por CEDC.

Las pruebas presentadas por ambas partes pueden ser interpretadas a favor o en contra y eso es lo que está dividiendo al jurado y creando discusiones tan fuertes que originaron las notas al juez.