Jurado justifica a policía que mató a inmigrante

WHITE PLAINS, Nueva York – Un jurado investigador determinó ayer que un policía actuó de forma justificada al matar a un inmigrante haitiano afuera de un bar, durante un tiroteo de madrugada.

Thomas Zugibe, fiscal del Condado de Rockland, dijo que el jurado no halló delito que perseguir por la muerte a tiros de Herve Gilles, de 48 años, ocurrida en diciembre en Spring Valley.

Indicó que una investigación concluyó que Gilles, quien tenía antecedentes de alcoholismo y enfermedades mentales, estaba golpeando al oficial de Spring Valley, John Roper, con su propia porra cuando el policía disparó, hiriendo al inmigrante en el cuello y en la cabeza. “Roper temía por su vida”, dijo Zugibe.

El agente atendió una llamada telefónica según la cual Gilles causaba alboroto en el interior de un bar.

Los familiares de Gilles se mostraron molestos por el veredicto y solicitarán una investigación federal, informó el abogado de la familia, Sanford Rubenstein. Agregó que presentarían una demanda contra Spring Valley y Roper.

“Por lo menos es un asunto de capacitación”, agregó. “Roper sabía que Herve Gilles era un esquizofrénico paranoico y alcohólico, por lo que no debería haber terminado muerto”, dijo.

Varios integrantes de la numerosa comunidad haitiana argumentaron discriminación racial en el caso y han protestado exigiendo justicia.

Alrededor de la web