Piedad Córdoba dice que su vida corre peligro

Bogotá/EFE – La exsenadora colombiana Piedad Córdoba, mediadora ante las FARC para la liberación de rehenes, denunció nuevas amenazas contra su vida, anunció que no se irá del país y exigió al Gobierno garantías y protección.

“Debemos dejar muy claro que es que es una tentativa de asesinato muy bien diseñada, muy bien organizada, con tecnología de punta”, y ordenada por personas “de alto turmequé” (prestantes), reveló Córdoba a periodistas en Bogotá.

La exparlamentaria, líder del colectivo Colombianas y Colombianos por la Paz (CCP), destacó que “lo fundamental es que (esas amenazas) se dan después de una serie de acciones de Colombianos y la presencia potencial de la Marcha Patriótica” (nuevo movimiento político de la izquierda colombiana que nació recientemente).

Según Córdoba, se ha establecido que quienes quieren atentar contra su vida han destinado para ello “mucho dinero”.

Las amenazas se intensificaron los pasados lunes y martes, a través de panfletos y otros medios, destacó por su parte Olga Amparo Sánchez, directora de la organización no gubernamental (ONG) Casa de la Mujer.

Sánchez compareció junto a Córdoba ante periodistas para revelar las amenazas e identificó a quienes serían los autores materiales de las mismas.

“Tenemos una gran preocupación por el plan para asesinar a Piedad Córdoba, pero también se han recibido amenazas por parte de las Águilas Negras y Los Rastrojos contra organizaciones de derechos humanos, como la Marcha Patriótica, la Ruta Pacífica, Arco Iris y la Casa de la Mujer”, explicó Sánchez.

La dirigente expresó la “gran preocupación” en el CCP, y dijo que han sido “informados de un proceso de asesinato en curso contra la exsenadora Córdoba” por parte de esos grupos narcotraficantes y herederos del paramilitarismo.

Las dos líderes reclamaron la protección que debe brindar el Estado a los dirigentes populares y a trabajadores por la paz.