Critican violaciones a los derechos humanos en México

WASHINGTON, D.C. – El gobierno estadounidense aseguró ayer ante el Congreso, que México tiene un serio desafío de Derechos Humanos, ya que su habilidad actual de impartir justicia es limitada y la impunidad alta.

Así lo declaró Kathleen Fitzpatrick, subsecretaria para la democracia, trabajo y derechos humanos del Departamento de Estado, en la audiencia de la Comisión de Derechos Humanos Tom Lantos (TLHRC).

“Mientras el rol de las fuerzas de seguridad aumentó, quejas creíbles que oficiales de gobierno estaban perpetrando abusos y tortura, aumentaron”, aseguró.

Fitzpatrick, valoró el establecimiento de un marco legal, para mejorar la situación de derechos humanos e insistió en que México había tomado pasos para fortalecer el sistema legal. “La impunidad sigue siendo uno de los desafíos más significativos”.

Asimismo, destacó que aunque la decisión de la Corte Suprema en julio de 2011, determinó el encausamiento de crímenes civiles en cortes de la misma naturaleza, “el proceso aún no se ha institucionalizado”.

Actualmente, el 15% de la asistencia financiera entregada por Estados Unidos a través de la Iniciativa Mérida, dependen de los progresos en el área de derechos humanos, en México.

El congresista James McGovern (D-MA) consultó a Fitzpatrick si el país está cumpliendo actualmente con las condiciones necesarias en el área de derechos humanos, para no condicionar esta asistencia.

La representante del Departamento de Estado, dijo que van a tomar todos los factores en condideración, pero que no especulará respecto a la decisión. No se entregó una fecha específica para la deteminación.