Declaración de Obama enciende debate político

Posición de apoyo del presidente a matrimonios gay cambia giro de la campaña
Declaración de Obama enciende debate político
De momento, lo que la decisión le ha permitido a Obama es impulsar la recaudación de fondos para su reelección.
Foto: AP

WASHINGTON D.C. – El apoyo del presidente Barack Obama al matrimonio entre homosexuales sitúa el debate de este asunto en el centro de la campaña electoral en EE.UU., una decisión que los analistas calificaron de arriesgada.

La “evolución” iniciada por Obama en 2010 con respecto al tema culminó con su anuncio el miércoles, en una entrevista con la cadena televisiva ABC, de que apoya que las parejas homosexuales se casen legalmente.

La revelación, que ha desplazado a la economía como tema central de la campaña, ha suscitado numerosos interrogantes- ¿perderá Obama el apoyo del electorado latino, mayoritariamente católico? ¿el de los negros? ¿supone un regalo inesperado para su rival, Mitt Romney, que podrá aglutinar ahora el voto religioso que se le resiste?

De momento, lo que la decisión le ha permitido a Obama es impulsar la recaudación de fondos para su reelección.

Su equipo de campaña recaudó un millón de dólares en tan sólo noventa minutos tras hacer público su apoyo al matrimonio homosexual, según difundió el medio digital “BuzzFeed”.

Esta cosecha insólita precedió a los 15 millones de dólares que recaudaría en la exclusiva cena en la mansión del actor George Clooney en Los Ángeles (California) con la élite de Hollywood, al que fueron invitados partidarios de los derechos de los homosexuales.

El lunes, Obama participará en otro acto de recaudación de fondos para defensores de los homosexuales y el 6 de junio regresará a la ciudad angelina para asistir a una gala pro-gay.

Desde la izquierda, el anuncio del apoyo a los matrimonios del mismo sexo ha sido tildado de valiente, mientras que la derecha religiosa lo considera repulsivo y puro “oportunismo político”.

Una encuesta divulgada ayer por el Instituto Público de Investigación sobre la Religión señala que el virtual candidato presidencial del Partido Republicano, Mitt Romney, que se opone a los matrimonios gay, tiene una ventaja de casi 50 puntos entre los evangélicos blancos frente a Obama.

Aunque Obama no ofreció medidas legislativas para impulsar el asunto -lo deja en manos de los 50 Gobiernos estatales-, analistas consultados por Efe coincidieron en que el anuncio ha sido una apuesta arriesgada.

Tony Perkins, presidente del Consejo de Investigación Familiar (FRC, en inglés), consideró que Obama “ha convertido el asunto en un tema de campaña” que favorecerá a Romney.

Pero Evan Wolfson, fundador y presidente del grupo “Freedom to Marry”, aseguró que Obama “saldrá ganando, porque los votantes que ya lo apoyan querían que él respaldara abiertamente los matrimonios homosexuales”.

“El asunto tiene un creciente apoyo entre los demócratas, los jóvenes, los latinos y los negros… (todos ellos) están evolucionando con el tema. Esto los va a movilizar a favor de Obama porque la alternativa (republicana) nos echaría hacia atrás”, afirmó Wolfson, que lidera una campaña a favor de los matrimonios gay.

Vanessa Cárdenas, analista del Centro para el Progreso Estadounidense, cree que esto no ahuyentará a los latinos “porque no es algo sumamente prioritario para ellos y porque la comunidad latina está evolucionando”.

“Los latinos muestran mucha empatía hacia los demás y son sensibles con quienes, como ellos, sufren de la discriminación”, dijo.

Entre los hispanos, en general conservadores en temas sociales, el apoyo al tema es del 54 %, por encima del promedio nacional, según un estudio reciente del Consejo Nacional de la Raza (NCLR) y Social Science Research Solutions.

Entre los negros, otro bloque electoral clave de Obama, el apoyo al asunto subió del 26 % al 39 % desde 2008, y la oposición bajó del 63 % al 49 %, según el Centro de Investigación Pew.