Entre aplausos y quejas reciben a Obama

El Presidente vino a una cena de recaudación de fondos
Entre aplausos y quejas reciben a Obama
Cientos de personas vieron pasar al mandatario.
Foto: Lucio Villa / La Opinión

Una vez más el presidente Barack Obama llegó a Los Ángeles sólo para reunirse con sus amigos ricos de Hollywood, recaudar dinero para su campaña y desquiciar aún más el tráfico de la ciudad en la hora pico de la tarde.

A su llegada, el presidente Obama fue recibido con aplausos y carteles de bienvenida a lo largo del bulevar Laurel Canyon, por donde pasó la caravana de automóviles rumbo a la casa del actor George Clooney, quien ofreció una cena de recaudación de fondos para la campaña de reelección.

Pero también hubo reclamos, como el de un grupo de activistas de la organización ACCE (Alliance of Californians for Community Empowerment) que se manifestaron para que el presidente Obama ponga en cintura a los banqueros.

“Bienvenido a California Sr. Presidente, casa de 2.1 millones de dueños de casa bajo el agua”, indicaba el cartel que sostenía Yesenia Bernache.

“Porque aquí tenemos una necesidad muy grande, es una calamidad, la gente está siendo desalojada de su casa que con tanto sacrificio estuvo pagando”, dijo Rosa Gudiel.

La protesta en la esquina de Laurel Canyon y Fryman estuvo contenida por agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) que establecieron un cordón de seguridad para impedir que se acercaran al paso de la comitiva presidencial.

La treintena de manifestantes pedían al presidente que obligue a bancos y prestamistas a reducir las deudas principales y modificar los préstamos a los propietarios de vivienda que están en riesgo de caer en la ejecución hipotecaria.

“El presidente ha negociado dinero para ello, pero los bancos no están haciendo nada, sólamente le están dando vueltas al asunto y están sentados en el dinero, es decir, nos están dando atole con el dedo”, comentó Mercedes Torres.

El presidente pasó a bordo de una camioneta negra con vidrios no tan oscuros que permitían verlo y saludar a la multitud que se apostó a lo largo del bulevar Laurel Canyon.

Lisa McNamee y su hija Laila, de 7 años, estaban emocionadas luego de ver pasar al presidente. “Venimos porque vivimos aquí en el vecindario y fue emocionante verlo, yo le tengo mucho respeto y soy una gran admiradora de él”, mencionó la señora McNamee.

John Brewer, otro residente del área, también se acercó para no perderse el mitote que había en la calle.

“Vivo a dos cuadras y supe que por aquí iba a andar el presidente, por eso salí para ver si lo veía, fue divertido ver a toda la gente feliz saludándolo, pero fue muy rápido”, comentó.

En el recorrido del presidente también había activistas de los derechos de los homosexuales que agradecían al mandatario su postura a favor de los matrimonios gay que un día antes de viajar a California hizo pública.

Dan Fotou, representante de la agrupación GetEqual, consideró que las declaraciones del presidente Obama a favor de los matrimonios entre parejas del mismo sexo son un gran paso y algo histórico.

“Reconocemos que es un gran avance, pero también creemos que puede hacer más si firma la orden ejecutiva ENDA, que daría protecciones a homosexuales en los centros de trabajo”, mencionó.

La exclusiva cena se realizó en la casa del conocido actor George Clooney en el área de Studio City, en Los Ángeles, con el objetivo de recaudar fondos para la campaña demócrata, que busca la reelección de Obama en los comicios del 6 de noviembre.

La lista de 150 asistentes incluyó a altos ejecutivos de la industria de Hollywood y numerosos rostros conocidos como Robert Downey Jr. y Barbra Streisand, que pagaron 40,000 dólares por persona para compartir velada y menú con el presidente.

Hollywood es el hogar de algunos de los partidarios de más alto perfil del matrimonio homosexual y la campaña demócrata espera recaudar con esta cena y una serie de eventos relacionados una cantidad récord de 15 millones de dólares.

Esa cifra supera a la mejor recaudación lograda en un mes por el probable candidato presidencial republicano y rival de Obama en noviembre, Mitt Romney.

Un análisis de la cadena CNN revela que las celebridades de Hollywood han donado hasta ahora casi 7 millones de dólares a la campaña para la reelección de Obama.

En la cena presidencial que George Clooney organizó en su mansión se esperaban recaudar unos 6 millones de dólares para la campañan de reelección, ya que los 150 invitados que se esperaba asistieran tendrían que pagar 40 mil dólares para convivir con el presidente Obama.