Partidaria Serena Williams de las bolas fluorescentes

La estadounidense, quien derrotó a Sharapova, avala que se utilicen las pelotas fluorescentes para mejorar la visibilidad en los juegos
Partidaria Serena Williams de las bolas fluorescentes
Serena Williams derrotó a Maria Sharapova por 6-1 y 6-3.
Foto: AP

Madrid – La estadounidense Serena Williams, que por primera vez en su carrera alcanzó una semifinal del torneo de Madrid, se mostró partidaria de, tal y como ha dejado entrever para el futuro el propietario de la competición, el rumano Ion Tiriac, la implantación de pelotas fluorescentes para mejorar la visibilidad.

“Antes solíamos jugar con bolas blancas, en los años 60. Asi, que es una iniciativa interesante. A mí me encantan los colores fluorescentes. Así que seguramente estaré bastante contenta si llega esto”, indicó Serena.

La tenista de Florida, que sumó su undécimo triunfo seguido en esta temporada, en la que ha logrado el torneo de Cincinnati, el número 40 en su carrera, rechazó profundizar sobre la amenaza de Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic de no volver a Madrid si no se cambia la pista, este año de tierra azul.

“No sé cuál es su opinión real, la verdad. Esta es una superficie difícil, es cierto. Es extremadamente resbaladiza. Djokovic y Roger Federer están aún en el torneo. Así que no sé qué decir. Pero si no estoy aquí el año que viene no será por esto”, dijo Serena Williams, que negó mejoras en la pista desde que comenzó la competición.

“No creo que haya habido ningún tipo de mejora. Creo que todas las pistas de tierra son distintas. Esta no es la mejor pista de tierra y es evidente que no es como las de Roland Garros. Pero es lo que usan en Madrid. Así que creo que con todo lo que les estamos diciendo igual el año que viene le añaden más tierra. Y que haga calor no es nada fácil para eso. Cuando hacía frío, con las temperaturas bajas ayudaba bastante a la tierra. Pero ahora, cuanto más calor hace, más resbala. Son elementos que no se pueden controlar”, explicó Serena, en desacuerdo en que el futuro sea la tierra azul y el torneo de Madrid, como indicó Tiriac.

“Ahora estoy viviendo en los años 80, con los colores fluorescentes. La verdad es que vivo en el pasado. Así que yo siento Roland Garros. Amo París. Así que, no sé cual es el futuro. Todo el mundo es dueño de la opinión diga lo que diga”, agregó la estadounidense, que superó a la segunda jugadora del mundo, la rusa Maria Sharapova.

“Lo estoy haciendo bien. Estoy muy centrada ahora mismo y creo que eso está ayudando mucho a mi nivel y simplemente trato de volver a mi sitio, al de Wimbledon 2000. Esa es mi meta. Todavía no estoy ahí pero siento que puedo hacerlo mucho mejor. Solo quiero seguir haciéndolo así”. EFE